Emprendimiento

Con un Citröen armó una cafetería ambulante que es furor en las redes

Matías Carceglia adaptó un Citröen furgón del año 1967 y conjuga en una cafetería ambulante su pasión por un buen café gourmet y la intervencion pública, ya que suele recorrer las calles de la ciudad de Córdoba y atiende a clientes que ya lo siguen por distintas locaciones.

Gabriela Yalangozian
Gabriela Yalangozian jueves, 14 de septiembre de 2023 · 07:00 hs
Con un Citröen armó una cafetería ambulante que es furor en las redes
Juan Dipp es una cafetería ambulante montada en un Citroën furgón. Foto: Juan Dipp

Un curioso emprenimiento se convirtió en furor en las redes sociales por su originalidad. Se trata de "Juan Dipp" o como lo llaman muchos "El café de la calle", y es una cafetería ambulante que se montó sobre un Citroën furgón que data del año 1967 y fue reacondicionado para ofrecer café gourmet y panificación artesanal en la vía pública y también en ferias, paseos de foodtruck y en eventos privados.

Matías Carceglia, es el cordobés detrás de esta iniciativa, que lleva adelante junto a su novia y una amiga de ambos. En diálogo con MDZ, contó: "La idea surgió en épocas de pandemia. Al igual que muchas personas, necesitaba reinventarme para generar ingresos y junte dos pasiones que tengo: tomar un buen café y hacer acciones en la vía pública".

Matías trabajaba en un una productora de eventos y acciones publicitarias en el espacio público por lo que su incursión en la vía pública no fue terreno extraño para él. "En el resto del mundo, los Food Trucks son algo muy común. Y queríamos demostrar que algo callejero puede ofrecer productos de buena calidad también. Los ´Coffee Cars´ o ´Coffee móvil en otras ciudades del mundo son algo muy común y muy prácticos también", aseguró.

Matías Carceglia, es el cordobés detrás de este emprendimiento, que lleva adelante junto a su novia y una amiga de ambos. Crédito: Juan Dipp

Si bien en un principio, sólo se ubicaban en espacios públicos como plazas y parques, poco a poco se fueron haciendo conocidos y perfeccionando el producto. "Hoy abarcamos ferias, congresos, eventos privados, etc. Nos movemos por todo Córdoba capital ya que el Citroën funciona. Además, salimos a algunos lugares del interior del país. Pero para esas ocasiones, llevamos el auto en un flete porque, si bien circula bien, es un vehículo muy antiguo y las velocidades antes eran otras", puntualizó Carceglia.

Según expresó, actualmente es para él una actividad casi full time. "Lleva tiempo preparar todo para su funcionamiento y además cada vez tenemos más eventos y compromisos asumidos", comentó.

Para darle el sello propio, la cafetería trabaja con granos de calidad y alguna especialidad local. Además, se destaca por el método para preparar la infusión, ya que no utilza cafeteras express. "Usamos granos de café de especialidad de dos marcas cordobesas Shiok y Cobre café. Ambas tienen altos stanaders de calidad en el tostado de los granos. Además, utilizamos diferentes cafeteras que el cliente puede elegir a la hora de probar un café (cafeteras moka, chemex, v60 o aeropress, por ejemplo).Para los días de calor preparamos nuestro propio Cold Brew que es una inducción fría de café. ¡La tienen que probar!", indicó.

Matías ya tiene otro emprendimiento en vista: una cafetería flotante que asegura estará lista para este verano 2024. Crédito: Juan Dipp

Matias detalló a MDZ cómo surgió el nombre de su cafetería. "El Citroën lo encontramos y compramos en Buenos Aires, pero originalmente su primer dueño era de un pueblo de Córdoba, llamado Bialet Mase. Cuando vimos en la céula verde el nombre del primer dueño del auto, Juan Dipp, dije: ´Listo, este es el nombre para el emprendimiento´. Después, cuando nos empezamos a hacernos conocidos, pedí contactarme con una de las hijas del dueño original y también conocimos a su nieta. Fue algo muy lindo", contó.

En cuanto a la inversión que realizó para adapta el furgón para hacerlo un "Coffe truck" contó que no fue muy elevada, "Todas las modificaciones las hice yo, con lo que tenía más o menos a mano, porque me doy maña manejando máquinas y me gusta crear cosas. De todas forma, unca dejo de invertir y agregarle más cosas y mejorar las que tenemos", expresó el emprendedor.   

Según contó, desde que comenzó con el emprendimiento fue haciendo clientes habitues. "Muchas veces, nos ven el diferentes lugares de Córdoba y frenan para compar su cafecito preferido", admitió. Además, las redes sociales influyeron mucho en el crecimiento y difusión de esta cafería ambulante.

Matias detalló que el nombre de su cafetería es el mismo del primer propietario del Citroën. Crédito: Juan Dipp

"Nos comunicamos 100% por Instagram. Al ser una cafetería nómade, la gente se entera dónde estamos siguiendo nuestras redes, que es la única forma de saber dónde vas a encontrar a Juan Dipp haciendo café: siguiendo nuestras historias. Por eso, las redes influyen en un 100% en nuestro emprendimiento", aseveró Matías. 

Un verdadero desafío

La cafetería nunca fue un hobbie para Matías, sino un verdadero desafío. "Cuando vi el auto, no sabía cómo lo iba a hacer, pero sabía que este era un sueño era posible. Asi que fue principalmente un gran desafío armarlo y que funcionase".

Y acotó: "Actualmente somos tres personas trabajando para brindar un servicio de calidad. Me acompaña mí novia (Bárbara Stuto) que se encarga de sacar las cafeteras mokas. En algunos eventos, hemos preparado más de 300 cafés en estás cafeteras. Emulsionamos la leche manualmente en prensas francesas para los conocidos ´lattes´. Yo me encargo de los filtrados y de poner todo a punto para que los servicios salgan bien y una persona más (una amiga) atiende a los clientes, les toma los pedidos y también les saca las dudas de todo lo que preguntan".

Matías se encarga de los filtrados, su novia de las cafeteras mokas y una amiga tma los pedidos en esta original cafetería nómade. Crédito: Juan Dipp

Ahora, Matías tiene otro proyecto en mente, tan original como "Juan Dipp". Se trata de una "cafetería flotante" que espera poder tener lista para el verano 2024. 

"Ls idea surgió porque tuvimos con un amigo la posibilidad de comprar una balsa en el dique Los Molinos, en el interior de la provincia de Córdoba. Como yo linkeo el placer con trabajo, la idea es modificar esa balsa para disfrutarla y además hacer una cafetería al paso pero flotante... Ya estamos trabajando en la modificación del habitáculo y la idea es tenerla operativa para este verano", adelantó.

"Va a ser solo ´take away´. Es decir, los que anden por la zona en lanchas, balsas, botes, kayaks pueden pasar por la balsa y retirar sus infusiones", contó.

Archivado en