Crimen de Joaquín Sperani

Caso Sperani: es inminente que el menor acusado del homicidio sea restituido a sus padres

El abogado defensor del chico de 13 años acusado por el homicidio de Joaquín Sperani en la localidad cordobesa de Laboulaye confirmó que cuando el 15 de septiembre finalicen las pericias psiquiátricas, pedirá el “reintegro al seno familiar” por tratarse de un menor de edad.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad viernes, 1 de septiembre de 2023 · 16:07 hs
Caso Sperani: es inminente que el menor acusado del homicidio sea restituido a sus padres
Es inminente que el menor acusado por el crimen de Joaquín Sperani en la ciudad cordobesa de Laboulaye, sea restituido a sus padres Foto: Cámaras de Seguridad

El abogado defensor del chico de 13 años, acusado por el homicidio de Joaquín Sperani en la localidad cordobesa de Laboulaye, confirmó el 15 de septiembre es la fecha prevista para que finalicen las pericias psiquiátricas y psicológicas sobre el menor, y que una vez concluidas, solicitará el “cese de la cautelar” y el “reintegro al seno familiar”.

El abogado Raúl Palacios señaló este viernes que solicitará ante el juez de menores que intervino en la causa, Sebastián Moro, que el adolescente de 13 años, que se encuentra desde principios de julio alojado en el Centro de Admisión y Diagnóstico (CAD), dependiente del Complejo Esperanza, sea restituido a sus padres.

El letrado contó a Radio Mitre Córdoba que las pericias interdisciplinarias (psicológicas, psiquiátricas, entre otras) en el menor iniciaron el 23 de agosto y se prolongarán hasta el 15 de septiembre. Una vez que se obtengan los resultados y concluida esta instancia, hará la presentación ante la justicia.

Cabe destacar que el único sospechoso, es un chico de 13 años, compañero y amigo familiar de Joaquín Sperani, confesó el crimen pero de acuerdo a las leyes argentinas, es “inimputable” por ser menor de edad.

El asesinato de Joaquín Sperani ocurrió el pasado 29 de junio en Laboulaye. Foto: NA

Joaquín Sperani, de 14 años, recibió 18 golpes en la cabeza en una vivienda abandonada cerca de la escuela donde tanto él como el menor sindicado por el crimen asistían.

El asesinato ocurrió el pasado 29 de junio en Laboulaye. Cuando el adolescente no regresó a su hogar, sus padres hallaron su bicicleta al frente de la escuela y denunciaron su desaparición. Recién el 2 de julio, Joaquín apareció muerto en la casa abandonada.

Poco después, al tomarle declaración, el compañero de clases de 13 años que fue captado junto a él por tres cámaras de seguridad, terminó confesando el homicidio. En las imágenes se los ve ingresar a los dos a un terreno baldío, del cual el acusado se retiró “solo” poco después.

El menor declaró formalmente el jueves 27 de julio ante el juez de Control, Niñez, Adolescencia, Penal Juvenil, Violencia Familiar y de Género y Faltas, Sebastián Ignacio Moro. En esa ocasión, el chico “hizo un relato en donde admite que participó solo, que no hubo participantes, que todo sucedió a partir de una fuerte discusión, que tomó un fierro y le pegó en la cabeza. También dijo que no tuvo intención de matarlo”.

Archivado en