Historias

Celeste, la mujer que recuperó su infancia fabricando juguetes con materiales reciclables

Celeste Alam es parte de una cooperativa de recuperadores urbanos. Se crió trabajando en un basural, pero ahora dignificó su tarea y recicla. Siente que no tuvo infancia, pero ahora recupera el tiempo perdido fabricando juguetes para otros niños.

Maximiliano Ríos domingo, 20 de agosto de 2023 · 09:12 hs
Celeste, la mujer que recuperó su infancia fabricando juguetes con materiales reciclables
Celeste recupera materiales y fabrica juguetes. Foto: Maximiliano Ríos/MDZ

Celeste Alam trabajaba desde niña recuperando material que desechamos y con esa materia prima fabrica los juguetes que a ella le faltaron durante la infancia. En su infancia lo hacía, junto a su familia, en "el quemadero", nombre con el que se conoce al basural ubicado en El Borbollón, Las Heras. Hoy ya no tiene que buscar ente los desechos, lo hace recuperando el material reciclable en la planta que para eso ha montado la Cooperativa de la que ella es tesorera. 

En la cooperativa, que nació en Las Heras pero que hoy está ubicada en el distrito 33 (ex predio de la UCIM), de Ciudad, además de clasificar y vender el material reciclable, se fabrican juguetes con aquellas partes de ese material que resulta apto para tal fin luego de un proceso de esterilización. También utilizan otros materiales que aportan diferentes empresas que, por alguna deficiencia desechan, como por ejemplo: los corchos de algunas bodegas.

La planta de COREME funciona en el distrito 33 de Ciudad.

La producción de estos juguetes la realizan las mujeres de la cooperativa organizadas en un taller que recibe el apoyo del Laboratorio de Juegos de la Universidad Nacional de Cuyo. Este programa, que pertenece a Economía Social de la universidad, aporta capacitación en el diseño de los diferentes juegos que producen.

Recuerdos

Celeste recuerda cuando salía con sus padres y sus ocho hermanos en la carretela a buscar material reciclable entre la basura y los días que pasaba en El Quemadero: "Mi vida es de recuperadora, desde la cuna. Para el día del niño no teníamos lo que era juguetes, sino que armábamos los mismos juguetes que solíamos encontrar en El Quemadero, porque trabajábamos allí. También sacábamos para comer".

Video: conocé a Celeste
 

Esa vida, según nos cuenta, hizo que ella fuera callada y retraída. Pero el hecho de organizarse en la cooperativa y comprender que su actividad no era vergonzante sino todo lo contrario, un trabajo digno que contribuye el cuidado del medio ambiente, le hizo ver otra parte de sí misma. "Creo que la etapa de la cooperativa ha sido un crecimiento. La mentalidad mía cambió cien por cien porque antes era una persona cerrada a una economía de pobreza que teníamos. Hoy en día me siento una mujer empoderada que puede ayudar a su familia y a una cooperativa, a mis compañeros", dice celeste con un orgullo profundo que le humedece los ojos.

Los juguetes que hoy fabrica Celeste, quien recibió un reconocimiento de la Fundación Avon en el 2022 junto a sus compañeras del taller de COREME, significan una especie de revancha de aquél tiempo de su niñez en el que siente que dejó la infancia en el basural. "Es como que con estos juegos que realizamos con material reciclable estuviera volviendo a esos años, pero como hoy lo hacés para otras personas, porque le estás dando alegría a los chicos", expresa.

Podés encontrar los productos de la cooperativa en Instagram: @coreme2015 y en Facebook como Coreme.

Archivado en