Vida cotidiana

Un dato que enciende alarmas: 6 de cada 10 niños hablan con desconocidos en Internet

Además, dado el incremento en el uso de juegos online y redes sociales, cada vez es mayor la exposición a este tipo de abuso.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad viernes, 14 de julio de 2023 · 13:00 hs
Un dato que enciende alarmas: 6 de cada 10 niños hablan con desconocidos en Internet
El uso de redes sociales y juegos en línea favorecen la amenaza de grooming. Foto: Archivo MDZ

El grooming es un delito penal ejercido por un adulto, y la víctima un niño, niña o adolescente. Es la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un chico o chica mediante el uso de las tecnologías de la información y comunicación. Es decir, es un tipo de abuso sexual que se da en espacios digitales.

La forma de acción de quienes cometen este delito es establecer un vínculo de confianza, complicidad y cercanía con la víctima a través de redes sociales, juegos online o plataformas de mensajería instantánea. Una vez logrado, suelen pedir información, fotos o vídeos íntimos a los chicos y chicas para luego, en algunos casos, amenazarlos con hacer público ese material o enviarlo a sus familiares si no acceden a cumplir con nuevos pedidos.

Los casos de grooming no siempre se vinculan con abusadores que crean perfiles falsos: muchas veces son personas adultas conocidas o incluso del entorno cercano a la víctima.

Para prevenir el grooming debemos recordar que quienes la llevan adelante son personas, hombres y mujeres que utilizan tecnología, pero que llevan adelante acciones principalmente sociales a través de medios digitales. Si el abuso es básicamente un acto humano, esto quiere decir que el tipo de conocimiento que se requiere para prevenirlo también lo es.

Es importante identificar actitudes como tristeza, descenso en el rendimiento escolar, cambios en las prácticas digitales (negativa a conectarse como lo hacía antes, por ejemplo) y aislamiento. 

Según datos de la ONG Grooming Argentina, 6 de cada 10 niños, niñas y adolescentes hablan con personas desconocidas en Internet. En la mayoría de los casos los contactos se establecen a través de redes sociales y juegos virtuales. En este sentido, se estableció que 7 de cada 10 niños y adolescentes juegan en línea.

Frente a esta situación, Movistar lanzó una campaña de concientización en conjunto con https://farodigital.org/ sobre el grooming que busca establecer qué hacer y qué no hacer como adultos para prevenirlo y conseguir que los niños, niñas y adolescentes hagan un uso responsable de la tecnología: https://www.movistar.com.ar/stopgrooming.

La campaña apunta a generar una comparación que demuestra que en los espacios presenciales sería muy fácil darse cuenta de que un acosador está encubriéndose en un falso perfil. Pero no es tan simple en espacios virtuales. Por lo tanto, es necesario conocer mucho sobre el tema para poder prevenirlo y afrontarlo en caso de que sea necesario.

El grooming es un delito penal y por ende, se debe realizar la denuncia ante la Justicia. Con el objetivo de resguardar las pruebas y que se pueda avanzar en la investigación, se debe recordar no borrar el contenido de ningún dispositivo, dado que puede funcionar cómo prueba; tampoco denunciar el perfil del individuo que acosa en redes sociales ni amenazarlo. En cuanto a la forma de acompañar a la víctima, es recomendable no culpabilizar, evitar fomentar la vergüenza o culpa e incentivar el diálogo para superar esta situación, brindando apoyo empático.

Cómo actuar frente a una amenaza de grooming:

  1. Mantén la calma y la confianza en ti mismo: el grooming puede ser una experiencia aterradora y confusa, pero trata de mantener la calma y recordar que no eres culpable de lo que está sucediendo.
  2. Cortá todo contacto: rompé cualquier tipo de comunicación con la persona que te está acosando. Bloquéala en todas las plataformas en las que estén conectados y evita responder a sus mensajes.
  3. Guardá evidencia: si es seguro hacerlo, guardá todas las conversaciones, correos electrónicos, imágenes u otra evidencia del grooming. Estos registros pueden ser útiles más adelante al reportar el caso a las autoridades.
  4. Buscá apoyo: hablá con alguien de confianza, como un amigo, familiar o profesor, acerca de lo que estás experimentando. Compartir tus preocupaciones y emociones puede ser un alivio y te ayudará a obtener apoyo y orientación.
  5. Reportá el grooming: informá de inmediato a las autoridades locales encargadas de delitos cibernéticos o a la policía sobre el grooming que estás experimentando. Proporciona toda la evidencia que hayas recolectado.
  6. Mantén la privacidad en línea: revisá tus configuraciones de privacidad en las redes sociales y ajusta los niveles de seguridad para evitar que extraños accedan a tu información personal.
  7. Recuerda que no eres culpable: el grooming es un delito y la responsabilidad recae completamente en el abusador, no en la víctima. No te sientas avergonzado ni te culpes por lo que está sucediendo.
Archivado en