Conferencia Episcopal

La Iglesia Católica envió un duro mensaje a la clase política

Con un tono similar a una llamada de atención, la Iglesia Católica marcó caminos a seguir en plena crisis que atraviesa el país en un año electoral.

MDZ Sociedad
MDZ Sociedad jueves, 18 de mayo de 2023 · 08:11 hs
La Iglesia Católica envió un duro mensaje a la clase política
El mensaje del Episcopado apunta a colaborar con la clase política en la confección de estrategias durante la crisis Foto: Archivo MDZ

La Conferencia Episcopal Argentina emitió un comunicado mediante su Comisión Nacional de Justicia y Paz en el que señaló rumbos que debería tomar la política de cara al futuro. El documento, según el obispado, "para que los equipos de Pastoral Social en cada diócesis puedan trabajarlo con los candidatos locales, y fomente el diálogo".

El mensaje fue un pedido de la última Asamblea Plenaria del Episcopado en Pilar, donde también se emitieron mensajes dirigidos a la clase política. El enfoque de estos, principalmente, va en la línea de la conciliación, potenciar el desarrollo social y otros aspectos que contribuyan a sacar a Argentina de la profunda crisis que atraviesa.

El comunicado del Episcopado señala que "quiere ofrecer a la dirigencia en general estos puntos básicos en torno a los cuales poder acordar coincidencias y construir consensos en bien de nuestra patria". Asimismo, evoca a Dios como lo hace la Constitución Nacional: "fuente de toda razón y justicia".

La Iglesia Católica volvió a apuntar contra la clase política y la necesidad urgente de plantear nuevos caminos.

En su mensaje, la Iglesia Católica pidió a las distintas fuerzas políticas a "trabajar por la dignidad de todas las personas que habitan la Patria, en particular los más pobres y débiles, cuidando la vida desde su inicio hasta su fin natural". Al mismo tiempo pide "reconstruir la confianza en nuestro país y con ella, el sentido de pertenencia; generando un acuerdo político y social, con primacía del bien común por sobre los intereses sectoriales.

Las instituciones fueron otro de los puntos que resaltaron los obispos, llamando a "fortalecer la democracia, asegurando la transparencia e independencia del poder judicial respecto del poder político". Lo mismo con respecto a la "educación para todos los habitantes, a todos los niveles, respetando la pluralidad y los valores humanistas de nuestra cultura, libres de toda ideología reductiva y propiciando el desarrollo de la formación en oficios". También sostuvo como punto importante la necesidad de "combatir la corrupción en todos los niveles".

Además, en cuanto al desarrollo tecnológico y productivo exhortó a los políticos a "contribuir y estimular el desarrollo científico y tecnológico al servicio de la persona humana", como así también a "implementar políticas de desarrollo sustentable y estabilidad económica, estimulando la generación de trabajo digno e incrementando la participación del salario en la economía, facilitando las inversiones necesarias para la generación de puestos de trabajo genuino y garantizando el acceso al sistema de seguridad social a todas las personas que trabajan, cualquiera sea la condición en que lo hagan".

En cuanto a la sociedad y el delito, pidió "atender a los derechos de los pueblos originarios y cuidar los bienes naturales de la Casa Común, impulsando su aprovechamiento mediante tecnologías respetuosas de la naturaleza y de las personas, estableciendo mecanismos efectivos de control social". El mensaje de la Iglesia Católica enfatizó también la necesidad de "incrementar el cuidado y acompañamiento de las personas que sufren problemas de adicción, en particular niños y adolescentes" y remarcó que se debe "intensificar la lucha contra el narcotráfico y la trata de personas, ampliando la protección a las mujeres y demás personas vulnerables".

Archivado en