Golpe al bolsillo: el Gobierno comunicó un nuevo impuesto

Golpe al bolsillo: el Gobierno comunicó un nuevo impuesto

La medida fue formalizada a través del Decreto 136/2023 en el Boletín Oficial. Esta medida busca "fortalecer el sector industrial" del país.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El Gobierno argentino aprobó una modificación en los aranceles de importación de ciertos modelos de computadoras portátiles, incrementándolos del 0% a un 8% y un 16%, dependiendo del tipo de equipo.

Esta decisión, formalizada a través del Decreto 136/2023 y publicada el pasado martes en el Boletín Oficial, tendrá un impacto directo en los precios de estos dispositivos en el mercado interno. El objetivo de esta medida es "fortalecer al sector industrial" argentino.

El decreto modifica una norma previa de 2021, en la que se autorizaba a Argentina a establecer alícuotas diferentes al Arancel Externo Común (AEC) para bienes de capital, bienes de informática y telecomunicaciones, incluso del 0%. Ahora, el Poder Ejecutivo decidió elevar la alícuota al 8% para computadoras portátiles con un peso inferior a 3,5 kilos, con un teclado alfanumérico de al menos 70 teclas y una pantalla de área superior a 140 centímetros cuadrados e inferior a 560 cm2. Asimismo, la alícuota aplicable en concepto de Derecho de Importación Extrazona (DIE) se incrementó al 16% para las computadoras "de peso inferior a 350 gramos con teclado alfanumérico de al menos 70 teclas y con una pantalla de área inferior a 140 cm2" (tablets).

Es importante destacar que el decreto no afecta al resto de las computadoras que se comercializan en el país, como las PC de escritorio, All in One, servidores y componentes para ensamblar notebooks, que continuarán ingresando con arancel cero.

La razón de la suba

El Poder Ejecutivo justificó esta medida en su interés por desarrollar una industria nacional productora de equipamientos informáticos portátiles, lo que considera una prioridad en sus políticas. Según el Gobierno, el aumento de la producción de estos equipos redundará en una mayor oferta disponible en el mercado interno a precios más competitivos y accesibles, lo que a su vez permitirá aumentar los niveles de exportación de los bienes fabricados localmente.

La decisión generó controversia en algunos sectores de la sociedad, como el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien manifestó su desacuerdo a través de su cuenta de Twitter, asegurando que esta medida aumentará los precios de las notebooks y perjudicará a los argentinos que necesiten una computadora para trabajar, estudiar o vivir.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?