Opinión

Báez Sosa: se perdieron 9 vidas y no solo la de Fernando

A partir de la lectura del veredicto, el tema de la violencia caló hondo en la mesa familiar y es motivo de charlas entre padres e hijos. Osvaldo Cícero, padre de familia, reflexiona en MDZ acerca de este flagelo tan doloroso.

Osvaldo Cícero jueves, 9 de febrero de 2023 · 15:00 hs
Báez Sosa: se perdieron 9 vidas y no solo la de Fernando

El lunes fue un día movilizador, frente al televisor, junto a mi familia, esposa e hijos, veíamos atentamente qué decidía la Justicia según las pruebas sobre la vida de 8 adolescentes que, por excesos de alcohol, impunidad, desidia terminaron con la vida de otro joven de su misma edad. Y pensaba que se perdieron 9 vidas: la de Fernando Báez Sosa, donde su corazón dejo de latir hace 3 años, y hoy ha obtenido su alma y el alma de sus padres, un poco de calma, dentro de tanto dolor, y se cancelaron 8 vidas terrenales de otros adolescentes, que pasarán el resto de sus días, encarcelados.

Hubo diferentes reacciones en casa, unos celebraron la decisión de los jueces, yo por mi parte como padre, sentí mucho dolor. No podía celebrar, desde que comenzó a leerse el fallo, que escuchaba de lejos, los números de documentos leídos. Los años de nacimiento de los imputados y luego sentenciados retumbaban en mi cabeza. Independientemente de que los valores primordiales, los transmitimos como progenitores a nuestros hijos, el moverse en masa, el encontrarse estimulado por un factor externo, puede generar que nuestros hijos se equivoquen.

Fernando, Graciela y Silvino, encontraron un poco de calma. La justicia terrenal les ha dado una pena que disminuye el dolor, pero no les devuelve a quien amaban desde sus entrañas. Ahora 8 familias, comienzan un nuevo calvario terrenal. Los condenados por sus actos deberán transitar los próximos años encerrados, algunos por otros 12 años, saldrán si no se cambia su condena a los 50 años, pero sin posibilidades, con una mancha en sus legajos difícil de borrar y aceptar por el resto de la sociedad. Y el otro grupo de 5, según la perpetua, saldría a los 70/75 años, me resonó muchísimo ese dato, que los medios nos brindaban con liviandad.

Ahora los medios digitales, las plataformas nos muestran, cómo los recibirán en el penal, suben videos virales desde la cárcel, mostrando que los esperan para "ajusticiarlos". Esas 8 vidas quizás no tengan una posibilidad de reinserción en la sociedad. Es el momento de sentarse en el núcleo familiar, hablar con nuestros adolescentes, prevenirlos sobre los consumos en exceso, sobre cómo proceder ante un hecho de violencia. Debemos como sociedad recuperar los valores esenciales de lo que es una vida. Se siguen viendo peleas a la salida de boliches, donde se patea alguien en el piso con naturalidad.

Aprendamos a utilizar la ventaja que nos da un celular que en este caso fue fundamental para entender qué paso, pero si en lugar de filmar la pelea hubiesen buscado ayuda o llamado a la Policía los 9 podrían haber tenido otro final.

Algo ha cambiado como Justicia. Es el momento de reflexionar lo que queremos para nuestros adolescentes. La imagen en dibujo de Fernando Báez Sosa tomándole la mano a Lucio que se viralizó fue el cierre de un día de dolor.

Reitero mi pensamiento, el lunes no fue un día feliz. Acá nadie triunfa. Todos, absolutamente todos, hemos perdido nuevamente como sociedad.

* Osvaldo Cícero, padre de familia

Archivado en