Día del Orgasmo Femenino: ¿sigue siendo tabú dentro de la pareja?

Día del Orgasmo Femenino: ¿sigue siendo tabú dentro de la pareja?

Cada 8 de agosto se festeja este día. A muchas mujeres les cuesta llegar al orgasmo con su pareja y estos pueden ser los motivos.

Candela Orrego

El origen del Día del Orgasmo Femenino puede parecer para muchos algo extraño y desconocido, pero en realidad, su fundación fue por motivos de salud. Si bien ya no es tabú hablar de relaciones sexuales hay mucha gente a la que le incomoda el tema, sin embargo, fue un hombre quien fundó esta efeméride que se origina en la ciudad de Esperantina, en el estado de Piauí, Brasil.

El concejal Arimateia Dantas Lacerda propuso este día a raíz de un estudio de una universidad local que indicaba que el 28% de las mujeres del estado de Piauí era incapaz de obtener placer con el sexo. Este dato preocupó al concejal, quien lo tomó como una cuestión de salud pública y propuso materializarlo en un día específico.

Dantas Lacerda propuso visibilizar el problema para fomentar el derecho de las mujeres a exteriorizar su deseo y a materializarlo. Sin saber que tanto crecería, este día se expandió por todo Brasil y luego por el continente. 

Han pasado 16 años desde que se estableció el 8 de agosto como Día del Orgasmo Femenino y se realizaron varias investigaciones al respecto. Por ejemplo, en España 6 de cada 10 mujeres tienen problemas para llegar al orgasmo cuando mantienen relaciones sexuales con sus parejas. 

Mientras tanto, este número disminuye cuando hablamos de hombres. A una encuesta realizada por la marca de preservativos Control, 20% de los hombres contestó tener problemas para llegar al orgasmo cuando mantiene relaciones con su pareja. La psicóloga y sexóloga, Ruth González Pérez, explicó a El País que uno de los problemas radica en que "nuestro modelo sexual está basado en la penetración y esto no favorece el orgasmo de la mujer, que necesita de la estimulación del clítoris para conseguirlo".

Y agregó que esa no es la única razón, "también necesita encontrarse tranquila y sin preocupaciones para poder dejarse llevar y centrarse en las sensaciones que llevan al orgasmo".

No es tan sencillo como parece. Con la vida agitada que tenemos y el estrés diario producto del trabajo, estudio o inclusive de las mismas tareas del hogar -que se sabe que recaen mayormente en la mujer-, es inevitable que en algún punto pase factura y el cuerpo y la mente se encuentren enajenados del momento.

"(...) Las mujeres se habitúan a una manera de estimularse, ya sea con un juguete o con sus propias manos y, cuando están con la pareja, se les hace difícil agarrar el ritmo de un vibrador. Además, a veces, un orgasmo es muy complejo, puesto que lo que se siente es muy subjetivo", explicó la psicóloga y sexóloga colombiana Norma Bejarano, al medio La República.

Por ello, es que muchas mujeres pueden llegar al orgasmo sin mayor problema estando solas. Cuando una esta sola y ya sabe lo que le gusta, es mucho más fácil relajarse y a través de algún estímulo llegar al orgasmo. El mismo estudio de los preservativos Control, relevó un dato que se susurraba y no se decía en voz alta, el 56,4% de las mujeres encuestadas reconoció haber fingido un orgasmo

Aún hoy en día, en que se habla de relaciones sexuales hasta en la televisión y en horarios aptos para todo público, todavía hay muchas personas que no saben cómo apropiarse de su sexualidad y disfrutarla; le temen al placer que produce y llegan a reprimir abiertamente el deseo, el descubrimiento y la identidad. Las expertas remarcan que el placer no debería avergonzarnos, y menos aún en la vida privada. 

Por este motivo, las expertas remarcan que la comunicación en la pareja es la base para entenderse bien y conocer lo que a cada uno le gusta. La mujer puede llegar al orgasmo a través de distintas estimulaciones y descubrirlo es tanto tarea de una misma como parte del camino que deben realizar como pareja. Es más, según una investigación, el 70% de las mujeres experimenta el orgasmo sin la necesidad de penetración. 

En esta línea coincide la psicóloga y sexóloga argentina, Cecilia Ce. La licenciada, autora del libro Vinculear, se pregunta a través de redes sociales sobre el tema. "En un mundo donde ponemos el foco (y la exigencia) en alcanzar el orgasmo, creo que perdemos un poco de vista un montón de variables que hacen a la satisfacción y el placer y que no tienen que ver con "llegar" (llegar a dónde me pregunto)". 

Y agrega: "El orgasmo puede ocurrir y sin embargo podemos no sentir satisfacción, que aquello que nos hace sentir bien pase por otro lado. ¿Qué buscamos y qué necesitamos durante un encuentro sexual? ¿Lo sabemos? ¿Podemos comunicarlo? ¿Podemos preguntarlo? O seguimos asumiendo que el fin y la garantía de "éxito" vienen en el sello de unos segundos orgásmicos", concluye la experta. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?