Acampe piquetero: así seguirá la protesta de las organizaciones sociales contra el Gobierno

Acampe piquetero: así seguirá la protesta de las organizaciones sociales contra el Gobierno

Movimientos sociales y agrupaciones piqueteras marcharon esta mañana a Plaza de Mayo con el objetivo de ser recibidos por Sergio Massa. Habían declarado que se quedarían hasta lograr el objetivo. Acampan frente a la Casa Rosada.

Pedro Paulin

Pedro Paulin

Los piqueteros sabían que Sergio Massa no los iba a recibir y que no iban a llevarse ofertas de ningún tipo, pero marcharon igual y ahora realizarán un nuevo acampe, según confirmó el propio Eduardo Belliboni, líder del Polo Obrero. Enviaron sus pedidos y esperan respuestas que no van a llegar nunca: un bono de 20 mil pesos, subir y discutir el nuevo salario mínimo vital y móvil por considerarlo nodal en torno a los reclamos salariales y de planes y jubilaciones. 

Así, la jornada tuvo su momento de mayor intensidad al mediodía, cuando las columnas que encabezan distintas agrupaciones como el Polo Obrero, el MST de Vilma Ripoll, Barrios de Pie, el MRT y otras agrupaciones comenzaron a cortar calles y a avanzar hacia Plaza de Mayo. 

La recibida en el Ministerio de Economía fue del director de Asuntos Institucionales, quien tenía la orden de Sergio Massa de recibirlos y no ofrecerles ninguna solución. En el dilema de la frazada corta: el Gobierno sabe que si premia y concede todos los pedidos a los piqueteros, tendrá un frente abierto entonces con la CGT, que viene logrando sostener la paz obrera aunque sabe que no van bien las cosas.

Si hubiera un reconocimiento en dinero a los piqueteros, no sería tan fácil entonces calmar las aguas internas de los sindicatos, donde muchos ven la caída de su salario sin pausa a la espera de que una cláusula gatillo o de revisión les permita empatar. Es el caso de Andrés Rodríguez, quien firmó un 60% que hoy ya queda muy lejos del panorama inflacionario y la revisión de octubre será muy dura de revertir en términos de poder adquisitivo de los afiliados. 

La crisis reúne entonces a piqueteros y cegetistas aunque sus historias los separan. Si bien los piqueteros llevan a cabo cortes intempestivos y los obreros no, el 17 de agosto habrá una marcha para reclamar mejoras salariales y la CGT ha determinado continuar con su pedido al Gobierno.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?