Cómo aprenden los niños y niñas con trastorno del espectro autista

Cómo aprenden los niños y niñas con trastorno del espectro autista

Los niños y niñas con TEA requieren acompañamiento especial para el desarrollo de su aprendizaje. Traemos una serie de tips prácticos que nos compartió Laura Bourdieu, directora de ASEMCO, una fundación que brinda asistencia a niños y niñas con trastornos del neurodesarrollo.

Luciana Tixi y Agustín Pardo

Luciana Tixi y Agustín Pardo

Como comentábamos en un artículo anterior donde presentamos las características principales del trastorno del espectro autista, el tipo y la intensidad de los síntomas que presentan las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) son diferentes en cada caso. No hay un niño o niña con autismo igual a otra.

Esta singularidad tan específica también debe atenderse al momento de educar: cada niño o niña con TEA tendrá sus propias formas de aprender, y cada cual se verá favorecido con estrategias específicas. Sin embargo, a partir de la constante observación de niños con TEA, los especialistas han llegado a definir algunos consejos generales que favorecen el aprendizaje en estos niños y niñas.

  • Ambiente estructurado y predecible

Las niñas y niños autistas son muy sensibles a los cambios. No saben cómo manejar la incertidumbre, se ponen muy nerviosos y muchas veces por pequeños cambios en la rutina se desata un berrinche. Por eso es importante anticipar lo que sucederá en una instancia de aprendizaje. Esto se hace de forma muy simple, describiendo de forma pausada y clara que es lo que sucederá de modo que el niño pueda anticipar cada etapa de la actividad.

  • Claves visuales

Acompañar las consignas, las tareas diarias, las actividades nuevas con imágenes puede ayudarlos a anticipar, a organizar tareas y a comprender esas consignas. El uso de pictogramas es una buena estrategia para mejorar la comunicación. Para ello es importante enseñar de forma explícita el significado de cada pictograma y usarlo de forma repetida para que el aprendizaje quede consolidado. Esto es incluso más importante en los casos de niños y niñas con TEA que tengan comprometida la comunicación verbal.

  • Enseñanza explícita de habilidades

Para las niñas y niños con TEA es clave que las instancias de aprendizaje sean claras, repetidas y literales. Lo que otras niñas y niños aprenden de manera incidental, a través de la imitación, el juego y la interacción social, en los casos de TEA debemos expresarlo y explicarlo. Cuando queremos enseñar un nuevo concepto, se les debe contar de manera clara que es lo que estamos aprendiendo: “estamos aprendiendo a sumar, estamos viendo qué pasa cuando agregamos más cosas”. Esto se aplica también al desarrollo de habilidades sociales. Por ejemplo, a las niñas y niños con autismo les servirá que se les explique cómo tienen que actuar cuando alguien los saluda o que les pauten muy bien los tiempos de juego (anticiparles que en cinco minutos tendrán que dejar de jugar).

Juegos de sumas en Wumbox.
  • La enseñanza en base al éxito

Ofrecer mucha ayuda, utilizar todas las ayudas que sean necesarias para que las niñas y niños con TEA tengan éxito en la tarea que se les está pidiendo y así eviten la frustración, hasta lograr respuestas correctas. Los andamiajes y ayudas se van retirando a medida que se observa que han logrado adquirir la habilidad. No es muy recomendable utilizar la técnica del ensayo y el error ya que en ellos provoca mucho desconcierto, frustración y pérdida de la motivación. 

Actividad con y sin andamiajes en Wumbox.
  • El uso del reforzador positivo

Hay que tener en cuenta que las niñas y niños con TEA pueden no tener la motivación natural que tienen otras niñas y niños por aprender. Usar inicialmente “reforzadores positivos”, una especie de premio, ayuda a que el aprendizaje sea una experiencia gratificante y que la motivación tenga un rol central, como con cualquier otro niño.

  • La generalización

A las niñas y niños con TEA les cuesta generalizar lo que aprenden. Les cuesta, por ejemplo, saber que la palabra “auto” vale tanto para el auto que acabo de ver en la calle con el dibujo de un auto. Les cuesta conceptualizar y abstraer. Esto se transforma en un desafío muy grande para ellos. Por eso es importante trabajar desde un principio en generalizar aquello que van aprendiendo antes de avanzar, y así puedan replicar y aplicar aquello que aprendieron en distintas situaciones.

  • La participación familiar

Las niñas y los niños aprenden no sólo durante las sesiones sino también fuera de ellas. Por eso la familia es un pilar fundamental para la eficacia de cualquier intervención que se realice y es muy importante que participen de forma activa del tratamiento, que aprendan los procedimientos y sean consistentes en la vida diaria, de forma que cada momento del día pueda transformarse en una experiencia significativa de aprendizaje. Una diálogo fluido entre la escuela y la familia permite identificar estrategias efectivas de enseñanza como así también es clave para darle continuidad a los aprendizajes en ambos espacios.

Si querés saber más sobre este tema, el sábado 16 de julio Wumbox estará llevando adelante una MasterClass con una eminencia en TEA, el Dr. Daniel Valdéz. Si te interesa conocer más no dudes contactarte vía WhatsApp para conocer más.

*Luciana Tixi y Agustín Pardo forman parte de Wumbox, una plataforma de aprendizaje adaptativo argentina a través de la cuál niños de 3 a 12 aprenden jugando. Si te interesa conocer más sobre Wumbox podés escribirnos a través de este link.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?