En qué consiste la violencia vicaria y por qué quieren tipificarla

En qué consiste la violencia vicaria y por qué quieren tipificarla

Un proyecto promovido por asociaciones de todo el país que trabajan en pos de la protección de los derechos de la mujer y de sus hijos e hijas, busca apoyo en el Congreso. Los detalles de un delito que pone en jaque a la infancia y vulnera todos sus derechos.

Zulema Usach

Zulema Usach

El 11 de marzo de 2009, Argentina logró un avance histórico en materia de derechos humanos: luego de un debate que incluyó a diversos sectores, el Congreso sancionó la Ley N°26485, que estableció las bases para prevenir, sancionar y erradicar todas las formas de violencia donde las mujeres se desarrollan. El acceso a la Justicia de manera ágil y la eliminación de patrones arraigados culturalmente que a lo largo de décadas cercenaron sus derechos y naturalizaron las formas de violencia a las que fueron sometidas miles de ellas en el país, fueron solo una parte de las bases sobre las que luego se comenzaron a trazar políticas tendientes a cumplir con esos fines. Sin embargo, a más de trece años desde aquél cambio histórico en materia de legislación, aún quedan abiertas aristas por resolver para que los abordajes en cada caso, sean los acordes para proteger tanto a ellas como a sus hijos e hijas en el caso de tenerlos.

Justamente, un proyecto que es apoyado por entidades que trabajan en pos de la defensa de los derechos de las mujeres y de las infancias vulneradas, busca lograr el consenso suficiente en la Cámara de Diputados para incluir en la Ley una figura que hasta hoy ha quedado casi invisibilizada: la violencia vicaria; es decir, todas aquellas formas de agresión (física, sexual, psicológica, simbólica y económica) de las que el agresor -en más del 98% de los casos se trata de varones del círculo íntimo- se vale para amenazar, manipular, instalar miedo y generar dolor hacia la madre agrediendo a los niños y niñas; es decir, a sus hijos/as.

La propuesta

Recientemente, la diputada por el Frente de Todos Mónica Macha presentó un escrito en el Congreso por el cual establece la necesidad de hacer visible e incluir entre los parámetros a tener en cuenta en protocolos y decisiones judiciales a la hora de proteger a las víctimas de violencia de género, entre las cuales un gran porcentaje son madres cuyos hijos e hijas también se ven sometidos a este círculo perverso. Para avanzar con su propuesta, Macha contó con el apoyo y asesoramiento de organizaciones que a nivel nacional vienen trabajando en pos de la defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes cuyos derechos a una vida libre de violencia han sido cercenados en manos de maltratadores, violadores y abusadores sexuales. El objetivo es avanzar en materia de prevención y encender el alerta frente a las amenazas del agresor. 

Al menos cinco organizaciones han apoyado hasta ahora el proyecto para tipificar a la violencia vicaria entre las que afectan a miles de mujeres puertas adentro de sus hogares y que toman como rehenes a las infancias, al punto inclusive, de poner en riesgo sus vidas. Son Alerta por Martin, Yo si te creo, Justicia por la niña arco iris, Shalom Bait, Red Viva y Mundanas, las principales entidades que están apoyando la iniciativa para que sume adhesiones en el Congreso.

La iniciativa busca ser debatida en el Congreso.

Sara Barni, fundadora de red Viva, definió a la violencia vicaria a la luz de los conceptos esgrimidos por la licenciada en psicología Sonia Vaccaro, quien hace más de veinte años estableció desde España este concepto al hablar de la violencia que está dirigida a las mujeres a través de sus hijos e hijas. "Es una violencia secundaria a la víctima principal, que es la mujer. Es a la mujer a la que se quiere dañar y el daño se hace a través de terceros. El maltratador sabe que dañar, asesinar a los hijos/hijas, es asegurarse de que la mujer no se recuperará jamás", explicó Barni en sintonía con el proyecto al que buscan dar impulso.

Hacerlo visible para denunciar

El objetivo del proyecto para incluir a la violencia vicaria como una forma más de violencia contra la mujer que pone en jaque la preservación de los derechos de niños, niñas y adolescentes es lograr que este delito sea valuado para denunciarlo. Amenazas en las que se pone a los hijos e hijas de por medio, manejas extorsivos, frases manipulatorias que adelantan posibles ataques contra los más pequeños son parte de las modalidades que se quieren incluir entre las conductas a ser consideradas en todos los ámbitos como señales de promesas que pueden estar cumpliéndose, atentando contra la vida y los derechos de madres y hijos/as.

El maltrato hacia los hijos e hijas para lastimar a las madres es una de las modalidades frecuentes de los agresores. Todos los derechos del niño o niña quedan vulnerados. 

"Todas esas conductas violentas hoy pasan desapercibidas y cuando las identificas, te dicen que te entienden pero no las contempla el Código. Es algo así como darles la razón a las víctimas sin darles ninguna protección. Otra vez, se trata de poner en palabras lo que hoy parece ser una excusa de género", explicó Barni y compartió ejemplos concretos y cotidianos.

"Si por ejemplo, una padre va a buscar a su hijos y al subirlo al auto lo sienta adelante y sin cinturón, la excusa muchas veces es que es hombre y que ellos no son tan cuidadosos como las mujeres. Bueno, la respuesta es que en realidad se trata de un padre es negligente que está poniendo en riesgo la vida de su hijo porque sabe que la mujer se queda con el corazón en la boca". 

Las trampas del sistema 

Barni destacó que al momento de abordar los casos de violencia contra la mujer es fundamental que la Justicia y todos los organismos y áreas asociadas presenten atención a las víctimas. "Jueces fiscales y abogados/as, han estudiado muy bien las garantías de los acusados, pero poco se habla de los derechos de las víctimas, a pesar de que hay una Ley Nacional (la N°27372) y que cada provincia debería hacer cumplir", destacó Barni  y precisó que una de las acciones más complejas a la hora de solicitar la intervención de la justicia y sus efectores, es justamente, lograr que la escucha sea la adecuada.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?