El Mossad reveló datos desconocidos sobre los atentados a la embajada de Israel y la AMIA

El Mossad reveló datos desconocidos sobre los atentados a la embajada de Israel y la AMIA

Según el informe, los ataques fueron realizados por una célula de Hezbollah y no recibieron apoyo de funcionarios del gobierno de Carlos Saúl Menem.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Una investigación del Mossad, el servicio de inteligencia israelí, reveló nuevos detalles de los ataques terroristas llevados a cabo a la Embajada de Israel en 1992 y a la AMIA en 1994. 

El informe, publicado en The New York Times, explica que ambos atentados fueron realizados por una célula de Hezbollah. Además, este grupo terrorista no tuvo ayuda de funcionarios argentinos durante el primer gobierno de Carlos Menem o agentes iraníes en Buenos Aires. 

"Solo los operativos de la unidad de operaciones exteriores de Hezbollah participaron en el atentado, sin ninguna colaboración de ciudadanos locales”, indica la investigación.

El documento explica cómo se planearon los ataques, incluida la forma en que el material para los explosivos se introdujo de contrabando en Argentina en botellas de champú y cajas de chocolate.

Además, la investigación del Mossad determinó que Irán no participó en la perpetración de los ataques ni en dar asistencia a los agentes.

En 1992, la Embajada de Israel sufrió un ataque en el que murieron 29 personas. Luego, en 1994, ocurrió un segundo ataque a la sede de un centro comunitario judío, matando a 86 personas, incluido el atacante. 

La investigación del Mossad explica que los ataques que sufrieron la Embajada de Israel y la AMIA fueron llevados a cabo por Hezbollah en venganza por las operaciones israelíes contra la milicia chiita del Líbano. Además, el documento explica que la célula terrorista utilizó una infraestructura secreta que fue construida durante varios años en Buenos Aires y otros sitios de América del Sur para planear los ataques. 

Los explosivos utilizados, que ingresaron de contrabando, fueron escondidos en un parque de Buenos Aires. Mientras que los productos químicos utilizados para fabricar las bombas fueron adquiridos por una empresa comercial que funcionaba como una tapadera para las operaciones de la célula terrorista, detalla la investigación. 

Los atacantes no fueron llevados ante la justicia. El documento explica que algunos de ellos viven en el Líbano. Interpol emitió "notificaciones rojas" contra dos atacantes libaneses de Hezbollah y Estados Unidos busca a una tercera persona.

Las conclusiones del Mossad se obtuvieron gracias a interrogatorios con sospechosos, vigilancias, escuchas telefónicas y trabajos de agentes encubiertos. Los hallazgos fueron confirmados por cinto altos funcionarios actuales y anteriores del Mossad

El Mossad es una de las agencias de inteligencia de Israel, responsable de la recopilación de información de inteligencia, acción encubierta, espionaje y contraterrorismo en todo el mundo.

El documento señala fallos del Mossad ya que no pudo anticipar ninguno de los ataques. Sobre todo, el segundo, el de la AMIA, que fue similar al primero y fue realizado por el mismo grupo. 

Hezbollah al verse superado en armas por el ejército israelí comenzó a construir unidades encubiertas en todo el mundo para expandir su alcance y atacar objetivos israelíes o judíos. Desde 1998 la célula terrorista envió operativos a varios países de Sudamérica para adquirir "experiencia que les permitiera abrir negocios legítimos y tener una fachada comercial sólida para desplazarse entre diferentes países".

Foto: The Times of Israel
Naim Qassem actual líder de Hebollah

En 1992, Israel asesinó al líder de Hezbollah, Abbas al-Musawi. Luego de ese ataque el grupo terrorista envió a un alto operativo de la organización, Hassan-Karaki, con un pasaporte falso a Buenos Aires, donde compró la camioneta utilizada en el ataque a la embajada. En ese entonces, también llegó al país el comandante adjunto de la unidad de operaciones de Hezbollah , Talal Hamia, quien se reunió con Muhammad Nur al-Din, un libanés de 24 años que había aceptado ser un atacante suicida.

El reporte del Mossad indica que Hamia y los demás agentes de Hezbollah salieron de Argentina un día después del atentado en el que Al-Din sacrificó su vida. En 2017, Estados Unidos ofreció siete millones de dólares por información que condujera a la localización. 

Israel atacó a Hezbollah en el Líbano el 2 de junio de 1994, un mes después, el 18 de julio, el centro comunitario judío en Buenos Aires fue atacado.

El rol de Alberto Nisman

El fiscal Alberto Nisman estuvo a cargo de la investigación del atentado a la AMIA

El informe del Mossad citó las pesquisas del fiscal, que indicaban que Irán aprobó los dos ataques. En 2007 Interpol, por pedido del fiscal, emitió alertas rojas contra funcionarios iraníes, incluido Ahmad Vahidi, quien actualmente es ministro del Interior de Irán. 

Argentina, Israel y Estados Unidos acusan a múltiples funcionares de la Embajada de Irán en Buenos Aires de haber colaborado en los atentados, algo que el país de Oriente Medio ha negado.

El informe del Mossad explica que Irán no participó en la perpetración de los ataques ni en dar asistencia a los agentes.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?