El relato de una bombero correntina: hacen guarida en las cenizas y llaman a la solidaridad

El relato de una bombero correntina: hacen guarida en las cenizas y llaman a la solidaridad

El grupo de bomberos de Ituzaingó, conformado por 22 personas, está luchando por apagar los incendios en Corrientes. Otras dotaciones de distintos lugares del país están ayudando, así como gente de esta localidad. Así lo vive Albita, una mujer bombero.

Giza Almirón

Giza Almirón

Albita empezó el curso de aspirante a bombero entre marzo y abril, y ya se recibió, aunque no pudieron hacer el acto de entrega de diplomas. Desde entonces, los recientes incendios en Corrientes son los más grandes a los que tuvo que asistir: “Es la primera vez que me toca un incendio de tal magnitud, en el que ya llevamos una semana trabajando”.

Incendios en Corrientes, agravados por la sequía

Respecto de las zonas afectadas, dice que “la parte más grande fue el Howard Johnson y el parque industrial, que tiene muchas parcelas de pinos que prenden rapidísimo”. Además de los incendios, la falta de lluvia agrava la situación, tal como explica Albita: “Estamos en una sequía desde hace más de un mes. Ayer llovió solamente un par de horas y ayudó, pero muy poquito”.

El grupo de bomberos de Ituzaingó, Corrientes, está integrado por 22 personas y se ocupó que apagar los focos que estuvieron fuertes en varios lugares, como San Borjita, Villa Olivari y Santa Tecla. “Nuestro jefe, Guillermo Igarzábal, nos cuida muchísimo. Raúl Romero es nuestro segundo jefe, quien además fue nuestro instructor. Es un excelente compañero”, cuenta Albita a MDZ. Este grupo está apoyado por otros bomberos de Buenos Aires, Córdoba, Jujuy y la localidad de Paso de la Patria cerca de la capital provincial. Pilar, Natalia, Carlos, Fabián, Elvira, Federico, Rocío, Iván y Gisela son algunos de los integrantes del equipo que intenta salvar a la naturaleza y a las personas que viven en Ituzaingó.

“Tenemos grupos que están trabajando con animales, rescatistas. Todos son solidarios, voluntarios”, dice Albita, quien cuenta también que la gente del pueblo les brinda ayuda: “Distintas personas e instituciones se acercan a ofrecernos equipamiento de ropa. Lo que más se necesita son borcegos. Tenemos mucha mercadería, agua y equipo médico, ya que nos ofrecen gasas, curitas y esas cosas. Estamos muy apoyados por el pueblo, hay mucha gente solidaria”.

Este grupo de bomberos de Ituzaingó es muy unido, por lo cual están viviendo este tiempo en un marco de mucho compañerismo: “Nos dividimos: un grupo se va a un foco, un segundo grupo se va a otro y un tercer grupo se queda en el pueblo porque también hay muchos incendios. El teléfono suena infinitas veces, la gente se acerca al cuartel a pedir ayuda. Últimamente estamos ocupados todo el día”, relata Albita.

Parte del grupo de bomberos yendo a apagar un incendio

“Soy una de las más nuevas”, dice Albita, quien ve por primera vez un escenario trágico de estas dimensiones, en el que hay mucha gente evacuada. Ha ido con su grupo a forestaciones y a pastizales, y cuenta que “hasta ahora se sigue trabajando, haciendo guardia de cenizas, ya que con el viento, se quiere volver a prender. El grupo está ahí para apagar rápido y que no se extienda”.

Los pastizales se prenden en el pueblo con mucha frecuencia y además de los bomberos, “los mismos vecinos ayudan mucho. Nuestro intendente también va a los incendios, trabaja con nosotros a la par, se pone la camiseta”, afirma Albita.

Hemos visto imágenes dramáticas, bomberos dando la vida, personas evacuadas de sus casas, animales huyendo del fuego y a causa de la sed. Hemos escuchado a las autoridades proclamando culpables. A pesar de que hay cuestiones que deben abordarse desde los lugares de poder, Albita sentencia: “Todos somos culpables”. Esta mujer bombero, que lleva días con su grupo atravesando este difícil momento, hace un llamado a cada persona: “No dejen tiradas cosas en la ruta, apaguen bien los cigarrillos. Tirar botellas y latas provoca incendios. No cacen porque en este momento los animales salen a resguardarse y hay quienes se aprovechan de eso. Se perdieron muchísimos años. Tratemos de cuidar entre todos”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?