Ómicron: el alentador pronóstico de un ministro sobre los contagios

Ómicron: el alentador pronóstico de un ministro sobre los contagios

El fuerte descenso de casos en la Ciudad de Buenos Aires permite hablar de una "transición hacia otras olas pequeñas con enfermos menos graves", aseguró el ministro de Salud porteño

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Los casos de covid-19 positivo en enero rondaban los 15.000 diarios en la Ciudad de Buenos Aires. Un mes después, la cifra se redujo al 15% y ese es un dato clave para el ministro de Salud, Fernán Quirós, que vaticinó el fin de esta ola y adelantó cómo podría evolucionar la curva de contagios. "Estamos en la parte final de la ola ómicron en la Ciudad, se ve muy clara la tendencia en la baja de casos”, celebró el sanitarista en conferencia de prensa. 

En el marco de la conferencia semanal en la que comparte datos de la situación epidemiológica de la ciudad, se refirió al importante descenso de casos y al respecto expreso que la Ciudad atraviesa un “período de transición, a situaciones de olas más pequeñas con enfermos mucho menos graves y mortales”. Quirós admitió que podría haber notorias subas de casos pero no así de internaciones y fallecimientos. 

Admitió que el panorama se unificó a nivel mundial. Antes lo que pasaba en el hemisferio norte permitía adelantar qué pasaría en el Sur, pero "lo que pasó con ómicron es que la pandemia se sincronizó en todo el mundo, ya no se puede ver con anticipación la evolución de la misma". Quirós señaló que "la inmunidad adquirida y acumulada sigue siendo muy útil para evitar la enfermedad grave y mortal, pero ómicron logra escapar de la inmunidad, sobre todo en la mucosa nasal" y por eso plantea un escenario diferente al que se vio durante los dos primeros años de la pandemia. "Con toda la acumulación de protección de las vacunas, no logramos evitar la gran tasa de contagios”, expresó. 

Según el ministro de Salud podrían aparecer nuevas variantes cuyo comportamiento podría modificar la situación, pero también se desarrollan nuevas vacunas que "harán que la salida a la normalidad sea más rápida”, expresó. 

Justo hace un mes, el 10 de enero, se registró el pico de la tercera ola de coronavirus, directamente ligada a la variante ómicron, más contagiosa aunque menos letal que las anteriores variantes de covid-19. Puso énfasis en el horizonte alentador que comienza a visualizarse a partir del descenso de casos y se refirió a los protocolos escolares previstos por Ciudad y Nación que fueron tema de debate esta semana. 

Uno de los puntos en los que difieren ambos protocolos es el uso de barbijo o tapabocas. Mientras Ciudad eliminó esta obligatoriedad para niños de nivel inicial y primer ciclo, Nación mantiene esta norma desde primer grado. 

En cuanto a los protocolos de vuelta a clases y el uso obligatorio de barbijos, Quirós destacó que el protocolo de la Ciudad tiene “muchas similitudes” con el nacional, pero destacó que la diferencia radica en la edad del uso obligatorio de tapabocas. Esta semana, el Gobierno Nacional anunció que será obligatorio su uso desde primer grado, mientras el Gobierno porteño exigirá su utilización a partir de cuarto grado.

El ministro justificó que la decisión de eliminar la obligatoriedad de uso de barbijo en niños del primer ciclo radica en que "hay evidencias claras de que el proceso de alfabetización, requiere también la visualización de la boca”. Lo que busca el Gobierno de la Ciudad con esta medida es garantizar las condiciones de aprendizaje.

Además, hizo referencia durante la conferencia de prensa en que el debate no es nuevo sino que ya se debatió en otros momentos “con los runners, los bares, los espacios abiertos, hay que evaluar bien la evidencia científica, y ofrecer la mejor alternativa posible”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?