Opinión

Combatiendo la posverdad

En este artículo les explicaré qué es, por qué es peligrosa, cómo se utiliza en política y cómo combatirla.

Lilia Lemoine miércoles, 9 de noviembre de 2022 · 14:31 hs
Combatiendo la posverdad

por Lilia Lemoine, IT Specialist

¿Qué es la posverdad? Para entender por qué debemos combatirla primero debo asegurarme que sepas qué quiere decir este
término que no es exclusivo de las redes sociales; la postverdad es una distorsión de la realidad que se hace de manera deliberada, busca reemplazar hechos por sentimientos. De allí surge la frase que la contrarresta “A los hechos no le importan tus sentimientos”, popularizada por Ben Shapiro. Como es de esperar, viviendo en un mundo globalizado, no es un problema argentino, sino mundial.

¿Por qué es peligrosa la posverdad? Por ello, el peligro de la posverdad está en que las personas, lentamente, dejen a un lado la honestidad y el pensamiento objetivo, para darle lugar a la credibilidad a las noticias falsas y sin sentido. La posverdad se utiliza mucho en política para arruinar o ensalsar la imagen de un político; no todas las votan con la razón sino con la emoción. Y sabemos muy bien que los problemas económicos, sociales y educativos no se solucionan a base de palabras lindas, si no de hechos concretos, propuestas y fórmulas que se han probado y han funcionado. Y no podemos culpar a gente que sufre de pobreza y desesperación que no caiga presa de este tipo de manipulación.

Ejemplos de posverdad, un ejemplo de posverdad podría ser aquel que se utilizaba durante el gobierno anterior de los Kirchner
“hay sensación de inseguridad”; o la promesa del Macrismo de “Pobreza Cero”. También podemos escuchar un discurso completo de Larreta diciendo que hay que realizar “cambios profundos” para solucionar problemas estructurales del País, pero no dice cuáles. Yo agrego que la posverdad está fuertemente relacionada con la mentira y cito aquí a Joseph Goebbels, a quien los socialistas siguen escuchando al pie de la letra “miente, miente que algo quedará”. Algo con lo que la vieja política no cuenta

El archivo instantáneo. Ya no dependemos de tapes guardados en un depósito de ATC para saber qué decía un político hace 5 años... solo basta que recurramos a canales de youtube donde los mismos ciudadanos se dedican a documentar todo lo que ocurre, incluso los canales online de los sitios de noticias.

¿Cómo nos protegemos de la posverdad? Contamos con la herramienta definitiva: Internet. Podemos ir directamente a las redes de candidatos, politólogos, sindicalistas y hasta artistas militantes y ver qué dicen y qué decían. Internet ayuda a diseminar la posverdad pero allí también está la cura. Basta con que estés alerta y cada vez que alguien te proponga algo pienses “me está endulzando el oído o me está diciendo algo real?

Ojo, no solo sirve para arruinar reputaciones y detectar políticos mentirosos...

Archivado en