Con esta Selección argentina, permítannos soñar

Con esta Selección argentina, permítannos soñar

La Selección argentina renovó sus chances de pasar de ronda en el Mundial de Qatar y así los sueños argentinos volvieron con la ilusión de levantar la tercera de la mano de Messi y compañía.

Juan Ignacio Blanco

Juan Ignacio Blanco

Permítanos soñar. Soñar con la tercera. Soñar con Leo levantando la Copa más esquiva de su carrera. Soñar con que acaricia el trofeo que se le escapó por muy poco en 2014. Soñar con verlo levantar la dorada como lo hizo el Diego en el ‘86.

Soñar no cuesta nada. Vivimos de sueños. Son nuestro motor para proyectar y cumplir objetivos, como el que se cumplió el sábado, con Messi rompiendo todo y poniendo las cosas en su lugar.

Con México era un partido chivo. Pero... la paternidad volvió a aparecer, como siempre, como de costumbre. Como sucedió en 2006 y como sucedió en 2010.

Nos chicanearon a más no poder tras la derrota contra Arabia Saudita, cachetada dura en el comienzo. Nos cantaron en contra, metieron a las Malvinas, con lo que significan para nosotros, en el medio. Y eso duele, porque Malvinas es otro de los sueños argentinos.

Pero ahí estaban ellos. Para callar bocas, para emocionarnos, para ilusionarnos, para hacernos soñar con un poco más. Soñar con llegar al séptimo partido y con él romper el maleficio tras 36 años de la última Copa del Mundo.

Estamos en carrera. Messi y compañía nos volvieron a subir a la Scaloneta con valijas llenas de sueños e ilusiones.

El mejor del mundo frotó la lámpara, metió un golazo, le dio una asistencia a Enzo Fernández, igualó dos récords de Maradona en Mundiales (goles y partidos jugados) y se transformó en el único hombre del planeta en registrar asistencias en 5 mundiales consecutivos.

Ahora viene Polonia. El miércoles queremos seguir soñando.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?