Cómo funciona la dieta que es tendencia en todo el mundo

Cómo funciona la dieta que es tendencia en todo el mundo

La dieta cetogénica o keto no solo ayuda a perder peso sino que también tiene amplios beneficios contra la diabetes, el cáncer, la epilepsia y el Alzheimer.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La dieta cetogénica o keto, es un plan de alimentación bajo en carbohidratos y rico en grasas que ayuda a perder peso además de proveer múltiples beneficios para la salud. Estudios demuestran que este tipo de alimentación puede tener beneficios contra enfermedades como la diabetes, el cáncer, la epilepsia y el Alzheimer.

Se trata de una dieta que implica reducir los carbohidratos como azúcares, cereales, frutas, legumbres, alcohol, grasas saturadas, entre otros y reemplazarlos por grasas como carnes rojas, pescados grasos, huevos, manteca, aceite de oliva y más. En general, la alimentación keto se acompaña con ayuno intermitente, en consecuencia de la saciedad que tiene el organismo por los alimentos recibidos.

“El alimento que consumimos es información para nuestro organismo. Como seres humanos tenemos fundamentalmente 2 macronutrientes que pueden ser usados como combustible, las grasas y los hidratos de carbono” , explica la doctora Mariel Dobenau (MN 127450), especialista en medicina funcional de niños y adultos.

La disminución de consumo de carbohidratos activa un estado metabólico llamado cetosis. Cuando ocurre esto, el cuerpo se vuelve increíblemente eficiente y consigue convertir toda la grasa en energía. También convierte la grasa en cetonas dentro del hígado, lo que puede suministrar más energía al cerebro.

Sobrepeso y obesidad

Es por ello que, la dieta cetogénica, es una excelente estrategia nutricional para tratar de raíz cuestiones como sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas a la vida moderna, como la diabetes tipo 2, el hígado graso, la hipertensión, el síndrome metabólico. Esto se debe a que estabiliza o enriquece al cerebro que está hambriento de nutrientes esenciales y que ha perdido la capacidad de regular hambre y saciedad a causa de la manipulación de la comida ultra procesada y deficitaria de nutrientes reales.

“Existen muchas versiones de la dieta keto’ y si bien suena a ‘tendencia’, la dieta cetogénica es usada como terapéutica desde hace más de 100 años. Más allá de la proporción de macronutrientes, es muy importante que prioricemos alimentos reales, proteínas de calidad con alta biodisponibilidad, grasas saludables, e hidratos de carbono provenientes de verduras sin almidón y algunas frutas”, subraya Dobeanu, quien asesora a la distribuidora Green & Co.

Los alimentos que se deben incorporar a la alimentación diaria son carnes rojas, pescados grasos como el salmón o el atún, huevos, manteca, crema, quesos no procesados, nueces, semillas, aceites saludables como el de oliva extra virgen, palta, verduras verdes, tomates, cebollas, pimientos e ingredientes como sal, pimienta, algunas hierbas y especias saludables.

En consecuencia una dieta cetogénica podría proporcionar muchos beneficios para la salud, sobre todo, en enfermedades metabólicas, neurológicas o relacionadas con la insulina. Está comprobado que la alimentación keto puede mejorar la sensibilidad a la insulina y causa una pérdida de grasa, lo que trae consigo muchos beneficios para la salud en personas que sufren diabetes tipo 2 o prediabetes y puede revertir el hígado graso. Además puede mejorar los factores de riesgo como la grasa corporal, los niveles de colesterol HDL, la presión sanguínea y el azúcar presente en la sangre.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?