Nuevas restricciones para el etiquetado de cigarrillos y tabaco

Nuevas restricciones para el etiquetado de cigarrillos y tabaco

El Gobierno anunció nuevas restricciones a la publicidad de tabaco para que la publicidad no incentive el consumo. Las empresas deberán adaptarse en el plazo de un año.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El Gobierno nacional estableció a través de la Resolución 143/2022 nuevas exigencias para las compañías que comercializan tabaco y cigarrillos. Las “Normas para la Divulgación de Información al Público Acerca de los ingredientes de productos de tabaco” impiden a los productores e importadores incluir “la mención a ingredientes y aditivos, como saborizantes, aromatizantes o cualquier otro tipo de ingrediente, haciéndose extensivo la prohibición a leyendas, imágenes o signos figurativos que hagan referencia a los mismos, o a sus posibles efectos sensoriales y/o que tengan el posible efecto de hacer más atractivo el consumo del producto por los niños y adolescentes, o dar la idea de que sea menos riesgoso para la salud”.

El Ministerio de Salud dispondrá la información al público en el etiquetado y publicidad sobre ingredientes de los productos de tabaco y su potencial impacto. El objetivo de esta nueva normativa es que se conozcan las consecuencias del tabaco en la salud, su componente adictivo y la amenaza que representa el humo del tabaco. 

Ni el packaging ni las publicidades de tabaco y cigarrillo podrán presentar incluir información de ingredientes supuestamente beneficiosos para la salud. 

"En los paquetes y envases de productos elaborados con tabaco no podrán utilizarse expresiones tales como “Light”; “Suave”, “Milds”, “bajo en contenido de nicotina y alquitrán”, o términos similares, así como elementos descriptivos, marcas de fábrica o de comercio, signos figurativos o frases, que tengan el efecto directo o indirecto, de crear la falsa, equívoca o engañosa impresión de que un determinado producto elaborado con tabaco es menos nocivo que otro o que pueda inducir a error con respecto a sus características, efectos para la salud, riesgos o emisiones", explica el documento. 

Además, en concordancia con Decreto N° 602/2013, las publicidades y packaging de tabaco y cigarrillos "no podrán presentar información al público acerca de ingredientes supuestamente beneficiosos para la salud ni saborizantes, aromatizantes o leyendas que hagan referencia a tales ingredientes y que tengan el posible efecto de hacer más atractivo el consumo del producto por los/as niños/as y adolescentes, o dar la idea de que sea menos riesgoso para la salud". 

La Resolución hace hincapié en que fabricantes e importadores de tabaco no podrán utilizar estrategias para "hacer más atractivo" el consumo para niños, niñas y adolescentes. 

De acuerdo a la reglamentación, las empresas tendrán un plazo de u año para adecuar las etiquetas de sus productos y las campañas publicitarias a la nueva normativa, al tiempo que deberán presentar ante el Ministerio de Salud la propuesta de etiquetado y publicidad de nuevos productos seis meses antes del lanzamiento a fin de que sean aprobados. 

Desde la cartera que dirige Carla Vizzotti expresaron que esta medida llega para atender a "un problema mundial de salud pública" como es el tabaquismo. Explicó que "el mismo tiene devastadoras consecuencias sanitarias, sociales, económicas y ambientales que hoy es responsable de más de 8 millones de muertes anuales en el mundo y de costos sanitarios y ambientales que incluso exceden las recaudaciones fiscales por impuestos al tabaco”.

Según la ministra, el tabaquismo es la primera causa de muerte prematura evitable a nivel mundial y en nuestro país produce "cuarenta mil muertos por año, incluyendo alrededor de cinco mil muertes anuales en no fumadores por exposición al humo de tabaco ajeno”.

Hay que recordar, tal como lo  hace el documento que "el consumo de tabaco es causa de enfermedades respiratorias graves, como enfisema y EPOC, cáncer de pulmón, boca, labios, lengua, laringe y faringe, cáncer de estómago, de esófago, de páncreas, de vejiga, de riñón, de cuello de útero, de colon y de recto, de hígado, de mama, de la cavidad nasal, de ovario y ciertas formas de leucemia, y también es causa de patologías cardiovasculares, como enfermedad coronaria, ACV y enfermedad vascular periférica". 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?