Hiperconexión: los peligros de no poder desconectarse ni en vacaciones

Hiperconexión: los peligros de no poder desconectarse ni en vacaciones

La pandemia, el home office y el uso de la tecnología por motivos personales han agravado los peligros de la hiperconexión. La adicción cibernética y la incapacidad de desconectarse para descansar durante las vacaciones son ejemplo de esto. Los síntomas y las recomendaciones de los especialistas.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La pandemia ha generado, entre otras cosas, una hiperconexión, especialmente al inicio cuando el trabajo desde casa hizo olvidar los límites del horario y el espacio laboral. Si bien hay quienes lograron ordenarse un poco, hay un mayor acceso a internet, así como a distintos dispositivos y aplicaciones. Profesionales del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA) advierten sobre los peligros de esta hiperconexión y de no desconectarse para descansar durante las vacaciones.

Además del home office, la nueva tendencia del trabajo 100% virtual intensifica el uso de la tecnología a toda hora. Tal como afirma la psicóloga Gabriela Martínez Castro, directora del CEETA y especialista en trastornos de ansiedad: "La pandemia reflotó muchísimo el uso de la tecnología. Incluso personas que no la utilizaban comenzaron a hacerlo tanto para el trabajo como para mantener los vínculos personales".

La adicción a estar conectados puede traer graves consecuencias

Otra de las razones que influyó en la hiperconexión es la imposibilidad de encontrarse físicamente con los seres queridos -ya sea que estén cerca o lejos-, por la precaución de no contagiar a alguien, sobre todo en caso de personas mayores o con distintas comorbilidades. Respecto de esto, Martínez Castro dice: "Hoy las personas se conectan básicamente a través de la tecnología, no en un cara a cara. Esto se da no sólo por la suba de casos sino que quedó implementada la costumbre y por supuesto que esto daña muchísimo los vínculos”. Además, tiene perjuicios propios, en tanto que “aumenta el estrés, la incapacidad para desconectar es mucho mayor y cada vez estamos más estresados porque toda la comunicación nos lleva mucho más rápido. Estamos hipercomunicados", según la psicóloga.

Martínez Castro agrega que "vamos padeciendo cada vez más la falta de habilidades sociales para relacionarnos con otras personas y aumenta el estrés por la pantalla, el brillo, el volumen; todo lo que implica la tecnología y que no sea natural". Esto es lo que nos llevamos a las vacaciones, aunque no nos demos cuenta: “Pareciera que cuanto más liberados nos sentimos por poder llevarnos ‘todo’ (trabajo, juegos, contactos, redes sociales, etc.) dentro de un pequeño teléfono, más esclavos y rehenes quedamos, sujetos a su uso, que llega a suponer hasta un 86% del tiempo de ocupación", tal como afirma María Cecilia Palozzo, también psicóloga integrante del CEETA.

La adicción cibernética no tiene límite de edad

La adicción es definida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad física y psicoemocional que crea una dependencia o necesidad hacia una sustancia, actividad o relación. La compulsión que la caracteriza provoca un consumo repetitivo, siempre en aumento, y como consecuencia, un perjuicio propio y también comunitario. En la actualidad, de hecho, cuando se estudian las adicciones, las relacionadas con la tecnología son algunas de las problemáticas que se incorporaron en los últimos años . Esto se puede dar tanto en jóvenes o adultos, así como en niños, niñas y adolescentes.

Una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta vinculados con las nuevas tecnologías, según la OMS. Se considera uso excesivo de Internet conectarse más de 11 horas semanales. "El problema se nos plantea cuando la línea entre ‘uso’ y ‘abuso’ se torna delgada e imperceptible, a tal punto que más que soluciones nos trae serios problemas”, dice María Cecilia Palozzo.

Si bien en la Argentina no hay muchas estadísticas, los registros del CEETA afirman que desde 2014 se ha incrementado la cantidad de consultas asociadas con el mal uso de los dispositivos digitales. A causa de la pandemia y el distanciamiento social, así como del trabajo virtual, estas consultas han aumentado durante este último tiempo. 

Se recomienda apagar el celular antes de irse a dormir

"Desde hace unos años existe un diagnóstico popular llamado FOMO (por sus siglas en inglés fear of missing out)”, según cuenta Martínez Castro, que hace referencia al “temor a quedar desconectado o fuera de circulación en las redes sociales, que suele afectar más a prepúberes y a mujeres. Se asocia con trastornos de ansiedad generalizada y fobia social”. El agravante que se da en la adolescencia se debe a que en esa etapa de la vida no se tiene “una identidad formada, sino una identidad de grupo. Son en la medida en que pertenecen a un grupo como Facebook, Twitter, Instagram, WhatsApp y tantos otros. A las mujeres también las afecta porque son multitasking, tienen muchos roles: laboral, familiar, social, académico".

Algunos síntomas de preocupación

María Cecilia Palozzo recomienda aprender a utilizar la tecnología correctamente y afirma que para eso es importante “conocer cuáles son los síntomas típicos de un uso compulsivo, cuando se trata de una adicción, y cuáles podrían ser sus consecuencias”. Aclara, además, que “no todas las personas son susceptibles de generar una adicción, ya que para ello implican una serie de factores, entre los cuales se destaca una predisposición o vulnerabilidad". Algunos motivos de alerta pueden ser:

  • Cuando la ansiedad comienza a ser marcada, definida, persistente, generando una necesidad urgente por tener que revisar el celular o la tablet, o también utilizar una determinada app (por ejemplo, un juego o una red social) una y otra vez en cortos periodos de tiempo, .
  • Cuando el uso del teléfono u otro dispositivo regula el funcionamiento de nuestra vida, al punto de generar problemas laborales, socioafectivos o relativos a la salud. Ejemplo de esto es perder horas de descanso (especialmente de noche) por estar conectados o no realizar actividad física por pensar que “no tenemos tiempo” para ello.
  • Cuando se siente malestar intenso, angustia e irritabilidad si no se logra conectar a internet o acceder a la app deseada.
  • Cuando aparecen problemas de salud como irritabilidad en los ojos, problemas asociados a la mala postura como contracturas severas, dolor de espalda o dolor de cabeza.

Tratamiento

La psicóloga Martínez Castro, especialista en trastornos de ansiedad, y asegura que cuando la hiperconexión afecta la vida cotidiana y hay síntomas físicos y psíquicos, se debe consultar inmediatamente a un especialista. “Estos trastornos de ansiedad van evolucionando con el tiempo y no se pueden resolver de otra forma que no sea con un tratamiento adecuado, como la terapia cognitivo-conductual", afirma.

Ante la presencia de síntomas relacionados con la adicción cibernética, se debe hacer una consulta psicológica

"Es importante que los padres les pongan límites a los chicos y que los incentiven a través de otros recursos para que, movilizados por el aburrimiento, utilicen más su creatividad", dice Martínez Castro en cuanto a la parte de la responsabilidad de los padres respecto de la adicción en niños, niñas y adolescentes. Se recomienda, además, evitar la conexión a internet desde las habitaciones y establecer horarios para un uso correcto de las tecnologías. En este sentido, es fundamental separar momentos: la noche es para dormir, por lo cual el celular debe estar apagado; el almuerzo y la cena son para comer y no para jugar o chatear; las vacaciones son para descansar de la rutina, para lo cual es importante no estar hiperconectado.

Como en el caso de otras adicciones, hay que desprenderse de la tecnología gradualmente. Según los especialistas, la clave es aprender a controlarse, afrontar de forma aislada las sensaciones y pensamientos negativos derivados de este padecimiento, tales como las crisis de pánico.

Si pensás que vos o alguien de tu entorno tiene alguno de estos síntomas, es recomendable hacer una consulta psicológica para evitar que el problema se agrave.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?