De no creer: pagó más de 10 millones de pesos por un PCR

De no creer: pagó más de 10 millones de pesos por un PCR

Un empresario de tecnología recibió una factura exorbitante luego de realizarse un PCR en una clínica de EEUU. Conocé el motivo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El empresario norteamericano, Travis Warner, concurrió junto a su esposa a un centro de salud ubicado en el estado de Texas para realizarse un test PCR de detección de coronavirus y semanas después recibió en su casa una factura que contenía una cifra exorbitante por el servicio prestado. 

La pandemia de coronavirus puso a los sistemas de salud en jaque y a medida que la población fue retomando sus actividades cotidianas y laborales se vio obligada a realizar una serie de estudios y análisis que verifiquen que no son casos positivos de covid-19

El empresario de tecnología, Travis Warner se dedica desde hace años a la instalación de conexiones de internet y sistemas de video en su ciudad de residencia. En su caso, la pandemia posibilitó un crecimiento exponencial en los servicios que brinda debido al aumento de personas que trabajan desde sus casas y estudiantes que realizan sus actividades de forma virtual.

Tanto él como sus empleados visitaban casas de clientes todos los días, exponiéndose al riesgo de contagio cuando el nivel de circulación del virus estaba en su máximo punto. Esta exposición derivó en que uno de los empleados de su empresa resultara positivo de covid-19 y todos los contactos estrechos se vieron obligados a aislarse.

Warner se aisló preventivamente junto a su esposa y, pasados los días correspondientes, fueron en busca de un test PCR y antígenos para saber si tendrían que continuar con el aislamiento preventivo. Ante el colapso del sistema sanitario en su ciudad debido a la alta demanda y a la falta de pruebas tuvieron que irse hasta otra ciudad de Texas para realizárselos. Allí, en Lewisville, se realizaron tanto el PCR como el de antígenos.

Esta es la factura que recibió Warner de la clínica

El resultado del estudio llegó a los pocos días, para sorpresa de ambos era negativo pero la felicidad ante el resultado se vio opacada cuando días después llegó la factura por los servicios médicos prestados. El costo de ambos PCR y antígenos ascendía a 54.000 dólares, que sumados a otros cargos del hospital cerraban la cuenta final en 56.384 dólares, que a valor oficial en Argentina da una cifra de 10.543.808 pesos.

La legislación aprobada por el congreso de Estados Unidos el año pasado eximía a los particulares de tener que afrontar los costos de los tests de coronavirus y hacía responsable de la totalidad de los pagos a las empresas de seguro. Si bien la medida estuvo pensada para ayudar a los pacientes, terminó dándole una especie de vía libre a los servicios médicos a cobrar precios exorbitantes por tests que de otra forma serían más baratos.

En esos casos, los pacientes al no sentirse perjudicados por el costo no se involucran, lo que no sucedió en el caso de Warner quien al tomar conocimiento del desmesurado precio en su factura y comparando con el precio abonado por su esposa, unos 2 mil dólares, realizó un reclamo al centro de facturación. 

Meses después recibió una respuesta de su aseguradora que le afirmaba que habían auditado la factura y habían recuperado casi todo el dinero que habían pagado originalmente. El centro de salud, SignatureCare Emergency Centers, si bien no hizo comentarios sobre este caso específico, adjudicó el monto a un error involuntario.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?