Qué opinan los expertos sobre una tercera dosis de la vacuna contra covid-19

Qué opinan los expertos sobre una tercera dosis de la vacuna contra covid-19

Según los científicos, la evidencia actualmente disponible no muestra la necesidad de un uso generalizado de la vacuna de refuerzo en las poblaciones que han recibido un régimen de vacunación primaria eficaz.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Ante el avance de la variante delta que está agravando la crisis de salud pública mundial, muchos países se cuestionan si será necesario aplicar una tercera dosis de refuerzo en la población ya vacunada para lograr mayor inmunidad y frenar los contagios.

Según varios científicos funcionarios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Agencia Federal de Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aplicar una tercera dosis de refuerzo de las vacunas contra el nuevo coronavirus no es necesario para la población general.

Según expertos una tercera dosis de la vacuna no es necesario en la población en general.

“Las vacunas, que tienen un suministro limitado, salvarán la mayor cantidad de vidas si se administran a personas que tienen un alto riesgo de desarrollar una forma grave de covid-19 y aún no se han vacunado”, escribieron en un texto publicado por la revista científica The Lancet el 13 de septiembre de 2021.

Ana María Henao Restrepo experta en la OMS, autora principal de la investigación, sostuvo que los estudios disponibles “no proporcionan evidencia creíble de una disminución sustancial de la protección contra enfermedades graves, que es el objetivo principal de la vacunación”. Además, explica que, según las evidencias acumuladas, no hay necesidad de una tercera dosis en la población general ya que la protección contra la enfermedad grave es aún alta.

En la publicación científica los investigadores sostienen que el refuerzo podría ser apropiado para algunas personas en quienes la vacunación primaria (una o dos dosis de cada vacuna), podría no haber inducido una protección adecuada, por ejemplo, los receptores de vacunas con baja eficacia o aquellos que están inmunodeprimidos. Sin embargo, aclaran que "las personas que no respondieron enérgicamente a la vacunación primaria también podrían no responder bien a un refuerzo. No se sabe si estos individuos inmunodeprimidos se beneficiarían más de una dosis adicional de la misma vacuna o de una vacuna diferente que podría complementar la respuesta inmune primaria". 

Por lo tanto, los expertos afirman que cualquier decisión sobre la necesidad de refuerzo o el momento del refuerzo debe basarse en análisis cuidadosos de datos clínicos o epidemiológicos adecuadamente controlados, o ambos, que indiquen una reducción persistente y significativa de la enfermedad grave.

Además, de una evaluación de riesgo-beneficio que considere el número de casos graves que se esperaría prevenir con la dosis de refuerzo, junto con pruebas sobre si es probable que un régimen de refuerzo específico sea seguro y eficaz contra las variantes que circulan actualmente. 

"A medida que se disponga de más información, es posible que primero proporcione evidencia de que se necesita un refuerzo en algunas subpoblaciones. Sin embargo, estas decisiones de alto riesgo deben basarse en datos revisados ??por pares y disponibles públicamente y en un debate científico internacional sólido", expresan.

Los científicos que participaron de la investigación aseguran que las vacunas que están disponibles actualmente "son seguras, efectivas y salvan vidas" y agregan: "El suministro limitado de estas vacunas salvará la mayor cantidad de vidas si se pone a disposición de las personas que corren un riesgo apreciable de padecer una enfermedad grave y aún no han recibido ninguna vacuna. Incluso si en última instancia se puede obtener algún beneficio con el refuerzo, no compensará los beneficios de brindar protección inicial a los no vacunados".

Además, resaltaron el rol clave que cumple la OMS en la distribución de las vacunas a nivel mundial. "Si las vacunas se implementan donde serían más beneficiosas, podrían acelerar el final de la pandemia al inhibir la evolución de variantes. De hecho, la OMS ha pedido una moratoria sobre el refuerzo hasta que los beneficios de la vacunación primaria estén disponibles para más personas en todo el mundo".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?