Atención conductores

Reparar el auto: los precios y la escasez de repuestos lo hacen una odisea

La reparación de un vehículo supone un trastorno para muchos, pero en estos días el llamativo faltante de autopartes, los precios de los mismos y los valores que los talleres piden por mano de obra hacen que embarcarse en un arreglo de manera particular sea todo un desafío.

Pablo Villarruel
Pablo Villarruel sábado, 11 de septiembre de 2021 · 07:01 hs
Reparar el auto: los precios y la escasez de repuestos lo hacen una odisea
La escasez de repuestos y los valores de mano de obra hacen que una reparación por cuenta propia sea un dolor de cabeza

Pocos contratiempos suelen ser tan engorrosos como quedarse sin vehículo debido a una reparación. Quienes han atravesado la experiencia conocen de qué estamos hablando, pero si al inconveniente de ver parcialmente destruído el objeto que nos facilita el transporte en la vida cotidiana le sumamos el desafío de embarcarse en el arreglo, el dolor de cabeza puede ser enorme. Especialmente en estos tiempos, donde la escasez de repuestos y los precios de la mano de obra de los talleres conspiran contra una rápida solución.

Reparar un vehículo, en la mayoría de los casos, supone un gasto de tiempo y energía que no todos están dispuestos a enfrentar, pero además puede conllevar un importante desembolso de dinero en el caso de que el vehículo no cuente con un seguro que absorba el costo de los daños. Aquí es donde la dura realidad de precios y disponibilidad de repuestos y valores de mano de obra en los talleres hace todo cuesta arriba.

En Mendoza uno de los comercios más representativos en la venta de repuestos y cuidado del automotor es Nico Shopping. Una vasta experiencia en el rubro hace que tenga una "palabra autorizada" para pintar el panorama de las autopartes. "Desde antes de la pandemia y hasta ahora, donde todo parece normalizarse, los aumentos en los repuestos son mensuales y van desde el 3 al 5% en todas las marcas, pero en el inicio de la cuarentena llegó a haber aumentos de hasta el 15%", confiaron a MDZ.

La inflación y la devaluación, lamentablemente, son una realidad cotidiana en el país y esto también influye en la disponibilidad de repuestos. Muchas piezas se fabrican en el exterior y sus valores están atados al dólar, por eso desde hace un buen tiempo se está dando la escasez de autopartes, principalmente de los originales que suelen venir de Brasil, Asia o Europa.

"Hay mucho faltante de mercadería original y eso trajo como consecuencia que creciera la venta de repuestos alternativos que, en varios casos, presentan una calidad casi idéntica. Ahora la situación hizo que también empiecen a escasear algunos repuestos alternativos sobre todo de vehículos de mucha demanda como el Gol Trend, por ejemplo", ahondaron desde la tradicional casa para el automotor.

Con esta realidad, la reparación de un vehículo para aquellos que deben afrontar el gasto de manera individual puede significar un nuevo problema y, más allá de los faltantes en los repuestos, los precios podrían volver a disparase si el dólar presenta una nueva escalada tras las elecciones PASO de este domingo, algo que en las repuesteras manejan como variable pero no han recibido comunicación alguna por parte de sus proveedores.

Pero no solo repuestos necesita un vehículo para la reparación, si no que también debe ser llevado a un taller especializado. En el caso de daños más bien superficiales el lugar indicado es un taller de chapa y pintura y en el rubro el taller MS1 de Alejandro Spitaleri ha sabido posicionarse como uno de los más solicitados en la actualidad.

El precio del "día de chapa" y la "pieza de pintura" son variables que los talleres manejan a diario, pero no todos pueden cobrar lo mismo. Para el importe final influyen muchas cosas, tal como Spitaleri explica a MDZ. "Hay talleres que no trabajan con compañías de seguros ni concesionarias y necesitan cobrar menos. Por una pieza de pintura pueden pedir de $4.000 a $4.500, pero los talleres grandes cobran de $7.000 a $9.000 la pieza y el día de chapería", aseguró.

"No todas las personas poseen el nivel adquisitivo o un seguro con franquicia para costear esos valores, pero la pieza de pintura históricamente costó 100 dólares, algo que hoy por hoy no se puede cobrar. Por eso los talleres grandes se manejan en esos valores", dijo el tallerista que también puso a la falta de repuestos como el principal inconveniente a la hora de una reparación por estos días.

No hay dudas que contar con una buena cobertura en el seguro puede facilitar mucho las cosas a la hora de una reparación, pero la escasez de piezas que exponen los repuesteros y los talleristas no es ajena a las personas que deben reslover los siniestros para las compañías aseguradoras. Esto fue confirmado desde Grupo Águila, una empresa mendocina que realiza inspecciones vehiculares y liquidación de daños materiales.

"Los talleres le cobran un precio diferencial a las compañías de seguros por la constante provisión de trabajo que le facilitan, por lo que acordar los montos de mano de obra para una reparación no está siendo una tarea dificultosa. El tema está en que la cadena de reparación se está viendo demorada por los faltantes que hay en los repuestos o los retrasos a la hora de la entrega", aseguró Gonzalo Figueroa, socio gerente de Grupo Águila, organización que inspecciona y liquida siniestros vehiculares de importantes aseguradoras en la provincia.

Archivado en