El curioso pozo que arde hace 50 años y podría confirmar la vida extraterrestre

El curioso pozo que arde hace 50 años y podría confirmar la vida extraterrestre

El pozo de Darvaza es un cráter que lleva prendido fuego desde el año 1971 y nadie lo logra apagar.

Santiago Alvarez Tocalli

Ubicado en Turkmenistán, más específicamente en el desierto de Karakum, el pozo de Darvaza arde desde 1971 y se ganó el nombre popular de “las puertas del infierno”. Pero, ¿a que se debe este hecho tan inusual?

Para la época en la que este fenómeno surgió, Turkmenistán era parte de la Unión Soviética. Estas tierras siempre fueron grandes fuentes de petróleo y gas natural, por lo que los soviéticos no perdían oportunidad para sacar provecho de esto.

Según cuenta la historia, un grupo de científicos estaban trabajando en la zona del desierto de Karakum, que ocupa el 70% del territorio del actual Turkmenistán, cuando accidentalmente descubrieron una cueva subterránea repleta de gases naturales. Para evitar que se dispersen por la zona decidieron prenderlo fuego. Según los cálculos iniciales el incendio controlado duraría unos cuantos días, pero sorprendentemente al día de hoy, 50 años después del hecho, las puertas del infierno sigue en llamas.

Se cree que hubo varios intentos por apagar el pozo de Darvaza, pero ninguno con éxito. Actualmente este fenómeno funciona como una atracción turística en donde los valientes aventureros se acercan hasta el borde para sentir la violencia de las puertas del infierno que arden a más de 400°C.

El pozo de Darvaza generó grandes aportes al mundo científico en los últimos años, ya que contribuyó a la investigación para encontrar vida extraterrestre. En el 2013, el explorador griego-canadiense George Kourounis, en una expedición conjunta a National Geografic, descendió dentro del cráter sometiéndose a altas temperaturas para encontrar evidencia contundente: existen organismos vivos viviendo a más de 400°C.

Esta investigación encabezada por George Kourounis que determinó la existencia de vida microbiana en un entorno tan hostil como el pozo de Darvaza es un importante puntapié inicial para investigaciones que buscan determinar las posibilidades de desarrollo de vida en otros planetas del universo con similares características.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?