El desesperado pedido de una madre antivacunas antes de morir por coronavirus

El desesperado pedido de una madre antivacunas antes de morir por coronavirus

Aunque su prima había intentado convencerla de que se vacunara, ella mantuvo su postura. Justo antes de morir se arrepintió y dejó un pedido especial para sus 4 hijos.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Lydia y Lawrence Rodríguez murieron por coronavirus con apenas unos días de diferencia. Ambos se habían negado a recibir la vacuna contra la enfermedad pero, a punto de dejar huérfanos a sus cuatro hijos cambiaron de opinión. Lydia dejó un pedido expreso a su prima Dottie Jones, enfermera especializada en Neo.

"Lydia nunca creyó realmente en las vacunas", dijo Dottie al periódico The Washington Post. A pesar de que ambas tenían buena relación la enfermera no logró convencerla de cambiar de postura. "Ella creía que podía manejar todo por su cuenta, que realmente no necesitabas medicamentos", afirmó e insistió en que ella sabía que su prima nunca accedería a la inoculación por su postura antivacunas

Sin embargo, la historia tuvo un giro inesperado. Lydia, Lawrence y sus cuatro hijos se contagiaron coronavirus en julio. Vivían en Galveston, Texas, y podrían haber sido inoculados hace meses de acuerdo al plan de vacunación del distrito. Pero eligieron no hacerlo en sintonía con su postura antivacunas. Lawrence falleció unas semanas después de dar positivo de coronavirus y su esposa fue internada días más tarde. 

Justo antes de que le pusieran un ventilador, Lydia abandonó su postura antivacunas y pidió que por favor alguien asumiera el compromiso de lograr que sus hijos -que atravesaron la enfermedad con cuadros leves- se vacunen. "Por favor, asegúrese de que mis hijos se vacunen", fue el pedido desesperado de Lydia, que murió este lunes a los 43 años. 

Texas es uno de los destinos predilectos de quienes combinan vacunación y turismo.

El futuro de los hijos de Lydia y Lawrence -dos mellizos de 18, un varón de 16 y una niña de 11- está ahora en tribunales. Sus familiares se organizaron para recaudar fondos que sirvan para su manutención y esperan que accedan pronto a la vacunación. 

La historia tomó fuerza al tiempo que se conoció l estado de las UTI de Estados Unidos, copadas por personas sin ninguna dosis de la vacuna que atraviesan cuadros graves y fatales de coronavirus. Más allá de que las vacunas contra coronavirus han demostrado eficacia y que la campaña de vacunación es de acceso libre y gratuito sorprende la cantidad de personas que se resisten a la misma.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?