Personas ostomizadas: cuando no se aplica la ley que los protege

Personas ostomizadas: cuando no se aplica la ley que los protege

Tan solo 9 provincias argentinas han adherido a la ley 27.071, la cual cubre a los ostomizados. Las personas con ostomías del resto de las provincias aún esperan ser protegidas y que se les provean los insumos necesarios y accesorios para vivir plenamente. 

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Fue en diciembre de 2014 que se estableció la cobertura total de los dispositivos y elementos para las personas ostomizadas de Argentina que se encuentren en el Programa Médico Obligatorio, a través de la Ley 27.071. Sin embargo, no todas las provincias han adherido a dicha ley aún.

Son muchas las persona ostomizadas que al no estar amparadas por la ley no pueden llevar "una vida normal" y se encuentran con inconvenientes a lo largo de su tratamiento. "Hay personas que han perdido su puesto de trabajo, que no salen de sus casas, que necesitan ayuda psicológica y no la tienen", comparte a MDZ Diana Rodríguez integrante de la Asociación Grupo de Ayuda al Ostomizado.

La persona ostomizada, a partir de una intervención quirúrgica en la pared abdominal que le permite una comunicación entre un órgano interno y el exterior, puede eliminar los productos de desecho del organismo utilizando un dispositivo o bolsa. Existen tres tipos de ostomías: colostomías, ileostomía y urostomía y pueden ser temporales o permanentes.

ostomizado Ley
La Ley 27.071 fue sancionada por el Senado de la Nación en 2014. 

La Ley

En diciembre de 2014 se estableció la cobertura total de los dispositivos y elementos accesorios para las personas ostomizadas del país en el Programa Médico Obligatorio (PMO), a través de la ley N° 27.071 sancionada por el Senado de la Nación.  

Edgardo Lugones, profesor y licenciado en enfermería y jefe de Docencia Área de Enfermería y coordinador del Consultorio de Ostomías en el Hospital de Gastroenterología Dr. C.B. Udaondo (CABA), enfatiza en la importancia que tiene esta ley en las personas ostomizadas: “Es la única herramienta que tienen las personas ostomizadas para acceder a un tratamiento oportuno, que esté pensado para el requerimiento individual”.

Lugones explica que cada ostomía es distinta porque se realiza para una persona individual, “tienen características distintas, en algunos está más exteriorizado, en otros menos. Por lo tanto los dispositivos son para esa persona. La ley lo que te permite es que se le dé a esa persona el tratamiento oportuno y la libertad de vivir plenamente con una ostomía”.

Desde el punto de vista del licenciado en enfermería, quien cuenta con más de 30 años de experiencia en tratamientos con personas ostomizados, “la ley viene a decir: esto es para que ustedes tengan un respaldo y a partir de esto, con mucho criterio, un enfermero osteoterapeuta, un médico que conozca el tema indica lo que la persona necesita”.

Diana Rodríguez, integrante de GAO, es una mendocina que hace casi 50 años “lleva su bolsita” por una urostomía. Ella comparte que en estos años ha pasado por la transición de todos los dispositivos que han ido mejorando gracias al avance de los laboratorios.

Sin embargo, la mujer enfatiza que también tuvo que padecer ciertos inconvenientes a lo largo del tratamiento, “muchos dispositivos no eran adecuados para mi, no eran para mi piel ni mi cuerpo. Pero no todos tienen la posibilidad de tener un entorno familiar como el que tuve yo y el carácter que me permitió aceptar con muy buena voluntad lo que me pasaba y hacer una vida ´normal´”. 

Existen personas que han perdido sus puestos de trabajo porque no se sienten aptos o porque su empleador considera que no puede realizar las tareas que antes tenía, hay otras que no salen de sus casas tras ser operados, también personas que necesitan de manera urgente atención psicológica y no la tienen.

Por ello, Rodríguez considera indispensable que todas las personas ostomizadas del país puedan estar cubiertas por la Ley. “La adhesión no solo tiene como eje central el dispositivo, la bolsita, sino muchos otros temas más: la atención psicológica previa y posterior a la operación para el paciente y su familia, también acceder a los otros productos que acompañan al dispositivo que mejoran la calidad de vida”.

La aplicación de la ley en todas las provincias permitirá que todas las personas ostomizadas sean protegidas y que se les provean los insumos necesarios y accesorios para vivir plenamente. 

Son solo nueve las provincias que han adherido a esta ley: Jujuy, Salta, Tucumán, Santa Fe, Corrientes, Entre Ríos, Neuquén, Río Negro y Chubut. Y hay proyectos presentados en las Legislaturas de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, La Rioja, Mendoza y San Luis.

En Mendoza el Proyecto ya cuenta con media sanción por parte del Senado Provincial. El mismo se encuentra siendo analizado por parte de la Comisión de Salud de la Cámara Baja, presidida por la Diputada Hebe Casado (4ta Sección) quien adelantó a MDZ que, si no hay inconvenientes, "la semana próxima sacamos despacho" de la comisión; es decir, que se enviará a Diputados para ser tratado en pleno.

“El ostomizado es un operado sano”

Bajo este lema trabaja la Asociación Grupo de Ayuda al Ostomizado, con sede en Mendoza, desde hace más de 50 años. “Hemos tratado de revertir en la sociedad y en el ostomizado mismo, el preconcepto de invalidez o discapacidad que existe alrededor de este tema, producto de la desinformación y de prejuicios obsoletos. Esta nueva forma de situar el tema y de modificar la posición del ostomizado, también forma parte del proceso de rehabilitación que llevamos a cabo en el paciente operado y en su entorno”, expresan desde GAO.

Desde la Asociación agregan que es posible asegurar que, “una vez superado el trance quirúrgico y convenientemente instruido en el manejo de su ostoma, el ostomizado está en condiciones de efectuar una vida absolutamente normal, intelectual y física, apto para actividades sociales, trabajo y deportes”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?