Así es la vida en Oymyakon, la ciudad más fría del mundo, donde las heladeras calientan

Así es la vida en Oymyakon, la ciudad más fría del mundo, donde las heladeras calientan

Tiene temperaturas mínimas por debajo de los -50ºC y días cortísimos con menos de 3 horas de luz.

Santiago Alvarez Tocalli

¿A partir de que temperatura consideramos que hace frío? La respuesta variará según la región donde vivamos, pero probablemente oscile en torno a los 0°C. Oymyakon es una ciudad rusa que en invierno las temperaturas se sitúan por debajo de los -50°C, lo que la convierte en la ciudad más fría del mundo.

La vida en invierno en Oymyakon es muy distinta a la del resto del mundo. Los menos de 500 ciudadanos de este pueblo ubicado en el extremo Este de Rusia deben lidiar con temperaturas impensadas por debajo de los -50°C a las que el crudo invierno los condena. Durante solo tres meses del año el insólito frío da tregua y se llega a temperaturas de 15°C.

Los habitantes de Oymyakon se enfrentan a diario con los problemas más impensados en otro lugar del planeta. Por ejemplo, debido al frío extremo los teléfonos celulares dejan de andar en la intemperie, o una actividad tan simple como escribir con una lapicera no es posible porque la tinta se congela. También muchos de sus habitantes optan por dejar sus autos encendidos en la época más invernal porque de congelarse la nafta deberían esperar a que las temperaturas asciendan para poder volver a utilizar el vehículo.

Colgar la ropa afuera no es una opción en Oymyakon porque se congela en pocos minutos.

Otros de los problemas más significativos que deben atravesar aquellas personas que viven en Oymyakon es la dificultad para producir sus alimentos. Como en el 75% del año las temperaturas son gélidas los suelos están en un estado de ´permafrost´, lo que significa que se encuentran permanente congelados, por lo que no existe la posibilidad de desarrollar actividad agrícola. La base alimenticia de los lugareños se compone de carne de caballos, renos y pescados, que guardan en heladeras no para enfriarlo, sino para calentarlo. Las temperaturas tan bajas de Oymyakon hacen que las heladeras calienten en vez de enfriar.

Cuando la temperatura baja de los -52°C, los estudiantes no van a la escuela.

El motivo geográfico de por qué la ciudad de Oymyakon es insólitamente fría es porque se encuentra a 700 m.s.n.m. y dentro de un valle rodeado por dos cadenas montañosas. Como consecuencia, no circulan vientos que permitan hacer circular las masas de aire siberianas que son extremadamente frías, y su lejanía del océano agrava aun más la situación por la imposibilidad del ingreso de las masas de aire del polo norte, que son más cálidas que las de Siberia.

Para los valientes que quieran visitar Oymyakon es importante resaltar que los días en invierno duran aproximadamente 3 horas, y las 21 horas restantes son de plena oscuridad. Para aquellos que prefieran conocer más de esta sorprendente ciudad rusa, pero desde la comodidad de casa, el documental Long Way Round, de Ewan McGregor y Charley Boorman, se adentra en estas inhóspitas tierras.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?