Intoxicación: la importancia de los detectores monóxido de carbono

Intoxicación: la importancia de los detectores monóxido de carbono

La intoxicación por esta sustancia puede ser letal. Es importante implementar medidas de prevención, entre ellas el uso de detectores de monóxido de carbono y gas natural.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Las bajas temperaturas y el invierno llevan a que aumente el uso de artefactos para calefaccionar los espacios cerrados. Esto también puede aumentar el riesgo de intoxicación por monóxido de carbono, por eso la importancia de tomar todas las precauciones.

En Argentina, mueren al año aproximadamente 200 personas por inhalación de esta sustancia tóxica. El monóxido de carbono es un gas tóxico que se origina por la combustión incompleta de materiales con carbono relacionada con el uso de artefactos inadecuados. Es considerado un enemigo invisible porque no tiene olor, color ni sabor y tampoco irrita las mucosas.

“Los síntomas pueden variar de una persona a otra, pero las primeras manifestaciones de intoxicación siempre consisten en síntomas neurológicos, caracterizados por dolor de cabeza intenso y persistente, que va acompañado de sensación de pesadez, al que se puede agregar disminución de la agilidad mental, somnolencia y movimientos torpes. Cuadro que suele ir acompañado por náuseas, vómitos y, en ocasiones, de dolor abdominal y diarreas”, explica el doctor Aldo Sergio Saracco, presidente de la Asociación Toxicológica Argentina (ATA) y agrega que en las intoxicaciones severas pueden observarse convulsiones y coma profundo.

La prevención en todos los casos será la mejor herramienta. Es indispensable controlar todos los artefactos una vez al año con un gasista matriculado, evitar calefaccionar con hornallas y horno, ventilar las habitaciones una vez al día, elegir artefactos que eliminen los gases de la combustión hacia el exterior y colocar detectores de monóxido de carbono y gas natural.

Detectores de gas natural y monóxido de carbono

Estos dispositivos de uso doméstico son de fácil instalación y, dependiendo de sus características, pueden cubrir una determinada cantidad de metros cuadrados. 

Su sistema de alarma que se activa ante la presencia de monóxido y gas, lo convierte en una herramienta muy útil para prevenir la presencia de esta sustancia tóxica y evitar la intoxicación. La alarma suena antes de que la persona comience a experimentar síntomas.

Cada dispositivo tiene un alcance entre 10 y 100 metros cuadrados, por ello será recomendable instalarlos en cada espacio, en especial donde se encuentren artefactos como hornos, estufas, calderas.

Es importante tener en cuenta que no todos los dispositivos detectan monóxido de carbono y gas natural, antes de adquirir un aparato de estos se debe leer las características.

En el mercado existen diversos modelos que harán que los precios varíen. Además, se debe tener en cuenta que los detectores tienen sensores que vencen y pierden eficacia, por ende su funcionamiento tiene una vida útil. 

detectores de monóxido de carbono

detectores de monóxido de carbono

En cuanto a sus precios, comienzan en los $1.999 hasta los $10.799 según sus características.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?