Evalúan un plan B debido al faltante de la Sputnik V

Evalúan un plan B debido al faltante de la Sputnik V

Ante el faltante de segundas dosis que permitan completar esquemas de vacunación, el gobierno nacional evalúa adquirir una vacuna china que puede ser utilizada como complemento.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La demora en la llegada de las segundas dosis provenientes del Centro Gamaleya en Rusia hizo que Argentina evalúe comprar a China la vacuna unidosis del laboratorio CanSino aprobada en el país el último 11 de junio.

En diciembre del 2020, Argentina firmó un contrato con el Centro Gamaleya para la adquisición de  20 millones de dosis contra el coronavirus. Hoy evalúan adquirir 10 millones más de dosis pero el problema que surge es el faltante de segundas dosis que permitan completar los esquemas completos de vacunación.

Hasta el momento llegaron a la Argentina 7,8 millones del primer componente y 1,5 millones de segundos componentes lo que muestra que cuatro de cada cinco vacunados no tendría asegurado su esquema de vacunación completo.

Ante la incertidumbre que genera el faltante de las vacunas, en los círculos oficiales planifican una opción de emergencia que tiene como protagonista al laboratorio chino CanSino quienes ofrecen una vacuna monodosis llamada Convidecia que podría combinarse con el primer componente de la Sputnik V. 

El gobierno nacional, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, la provincia y la ciudad de Buenos Aires avanzan en las tratativas para la compra de al menos 14 millones de vacunas que llegarían entre fines de julio y principios de agosto. Hasta ahora se encuentran en la etapa de elaboración de los convenios que permitan la llegada de las dosis.

La llegada de las vacunas chinas está supeditada a la evaluación que realice el gobierno chino sobre el porcentaje de ciudadanos chinos vacunados y el remanente que destinarán para la exportación de las vacunas.

Vacunas complementarias

La vacuna china Convidecia sería compatible como complemento del primer componente de la Sputnik V y como sustituto del segundo ya que está elaborada con el adenovirus recombinante 5 que es el mismo utilizado para elaborar el componente 2 de la vacuna.

Si bien se espera que arriben al país segundas dosis de Sputnik V, desde el gobierno nacional no pueden precisar si la cantidad de vacunas que ingresen alcanzarán para completar los esquemas de quienes ya superaron los tres meses desde la aplicación del primer componente. Otro aspecto que preocupa es que parece poco probable que las proporciones entre las primeras y segundas dosis de Sputnik V que arriban vayan a cambiar demasiado. 

Por esas razones evalúan comprar 14 millones de vacunas Convidecia que podrían servir para completar la inmunización de las primeras dosis de Sputnik.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?