Estudiantes de secundaria ayudan a mujeres privadas de su libertad

Estudiantes de secundaria ayudan a mujeres privadas de su libertad

Las destinatarias del proyecto son madres que se encuentran privadas de su libertad junto a sus hijos menores de 4 años y aquellas que se encuentran en fase de confianza en el Regimiento Abierto de Mujeres, Alcaldía Nº 2.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

Un grupo de estudiantes del colegio secundario ICEI está llevando a cabo un proyecto socio comunitario de ayuda a mujeres que se encuentran privadas de su libertad junto a sus hijos menores de años.

El proyecto denominado Aspira e Inspira está formado por un grupo de chicas de 5to año del colegio ICEI y tiene como objetivo principal generar inclusión, equidad y mayor posibilidades de acceso a los hijos e hijas de las mujeres en situación de encierro.

Las destinatarias del proyecto son madres que se encuentran privadas de su libertad junto a sus hijos menores de 4 años y aquellas que se encuentran en fase de confianza en el Regimiento Abierto de Mujeres, Alcaidía N2

La Alcaidía 2 fue creada por el Servicio Penitenciario para que las mujeres privadas de libertad embarazadas o con niños menores de cuatro años, y que no hayan obtenido el beneficio de la prisión domiciliaria, puedan tener un espacio exclusivo para su convivencia. Antiguamente, las internas eran alojadas junto con sus hijos en la Unidad III de El Borbollón.

La importancia del vínculo materno y el rol de las madres es fundamental en la vida de estos niños. Por esta razón, el apoyo a las internas y la generación de un contexto óptimo para el desarrollo es primordial para que puedan cumplir su rol de la mejor manera posible.

En el caso de los niños y niñas se procura brindar un acompañamiento no solo en lo material, sino también desde lo afectivo y emocional, favoreciendo la inclusión, un mejor desarrollo cognitivo e la inserción en la comunidad.

Hablamos con cuatro estudiantes de quinto año del colegio ICEI que están llevando a cabo el proyecto Aspira e Inspira. Clara Fidel, Renata Dillon, Luvina Vilapriño y Paulina Gentile, explicaron que el proyecto surgió a partir de indagar y observar las desigualdades a las que son sometidos los niños cuyas madres se encuentran privadas de su libertad.

"Este proyecto creo que va a ayudar a las madres y a sus hijos a transitar este momento de la mejor manera. Siento que nos va a dejar una enseñanza y aprendizajes para futuro" expresó Paulina.

En ese sentido destacaron que tanto los que viven en situación de encierro junto a sus madres como aquellos que están fuera del sistema penitenciario, tienen una desigualdad con respecto a los otros niños en cuanto al acceso a la recreación, a la educación, material didáctico y muchas otros aspectos que un niño normalmente puede acceder fuera de la cárcel, en un contexto normal de libertad.

A esos aspectos, se suman los prejuicios que existen desde diversos sectores de la sociedad que generan que las ayudas que llegan a ese espacio sean insuficientes para abordar las problemáticas, contextos y generar un espacio óptimo para el desarrollo vincular, afectivo y educativo dentro del sistema carcelario. Luvina dijo: "Espero que a partir de la ayuda de la comunidad los niños puedan transitar la infancia que realmente se merecen, aunque no sea del todo normal,y de allí poder desarrollarse, reinsertarse en la sociedad y tener oportunidades para su futuro".

“Me enorgullece y me pone muy feliz poder desde mi lugar ayudar y contribuir a la sociedad, y mucho más a este sector tan vulnerable, para poder ayudarlos a transitar esta situación en la que se encuentran y poder favorecer una mejor inserción en la sociedad. Estoy segura de que esto nos va a ayudar a ser mejores personas, con más empatía y pudiendo comprender mejor otras realidades” destacó Clara Fidel.

Renata explicó: "Está muy bueno saber que podés ayudar generando un proyecto y dedicando un tiempo específico a ello. Además viendo otras realidades, creo yo que uno crece cómo persona y te llenas de nuevos aprendizajes y enseñanzas".

Régimen Abierto de Mujeres (RAM)

El sector denominado Alcaidía 2 (RAM: Régimen Abierto de Mujeres), permite que los hijos e hijas de las mujeres privadas de libertad allí alojadas tengan un ambiente favorable para su desarrollo y el fortalecimiento de los vínculos.

Fue creado a partir de la iniciativa del Área de Niñez, Género y Diversidad de la provincia de Mendoza. El sector está enfocado exclusivamente a los niños, cuenta con mobiliario, juegos y colores. Allí los niños tienen un acompañamiento que les permite desarrollarse motriz y psicológicamente.

¿Cómo pueden participar quienes quieran colaborar?

Quienes quieran ser parte de este proyecto inclusivo pueden contactarse con las organizadoras a través de las redes sociales: @aspiraeinspira__(instagram).

- Donaciones materiales: la lista de necesidades es amplia. Entre los pedidos de donaciones se encuentran: ropa, juguetes, toallones, mantas, mamaderas, libros didácticos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?