Claves para evitar estafas en las compras on line

Claves para evitar estafas en las compras on line

Según un relevamiento de la Dirección de Defensa del Consumidor, el 85% de los reclamos a nivel nacional están relacionados a problemas en compras realizadas por vía online o telefónica.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

Con el inicio de la pandemia el comercio electrónico que venía ganando terreno en la vida cotidiana, tuvo un crecimiento exponencial y se transformó en el favorito de quienes adquirieron el hábito de realizar sus transacciones a través de la web.

Hoy más que nunca el tema de las compras y ventas por internet a través de las distintas plataformas web, así como de los medios telefónicos, tienen una relevancia fundamental y han cambiado las prácticas comerciales con nuevos hábitos de consumo que llegaron para quedarse.

Los nuevos canales de comercialización comenzaron a ser explotados por los proveedores de bienes y servicios, por su parte, los consumidores adquirieron el hábito de utilizar estos formatos generando un aumento de más del 230% de las compras por internet. 

Según un relevamiento de la Dirección de Defensa del Consumidor, el 85% de los reclamos a nivel nacional están relacionados a problemas en compras realizadas por vía online o telefónica.

“Ante estos cambios es importante que el consumidor conozca sus derechos y los ejerza. Primero, informándose para evitar ser engañado, pero también para saber cómo y ante quién reclamar en situaciones consumadas”, comentó Mariano Gendra, abogado especialista en consumo y presidente de la Asociación de Consumidores “Cruzada Cívica”.

Respecto a las ofertas calientes que se promocionan a través de “Hot”, “Week”, “Day”, “Cyber”, “Sale”, “Monday” explicó: “Si uno tiene resuelto aprovechar estas fechas para hacer alguna compra, es muy importante realizar una búsqueda algunos días antes para conocer de antemano cuál es el precio del producto en el mercado. Nos hemos encontrado con que, para las fechas de las promociones, las empresas aumentan considerablemente los precios por lo que los supuestos porcentajes de descuento lo único que hacen es llevar nuevamente el precio del producto a su valor original”.

El abogado especialista en derecho al consumidor expresó que en los casos mencionados anteriormente se trata de publicidad engañosa y es una conducta totalmente sancionable ya que el consumidor tiene la ley a su favor para denunciar ante los organismos de defensa de sus derechos, ya sea a nivel municipal como provincial y nacional. 

“La Dirección Nacional de Derecho del Consumidor tiene una página web donde pueden cargarse ágilmente estos reclamos, sin necesidad de mayores trámites, e incluso ha actuado de oficio, aplicando multas a empresas ante situaciones de estas características” dijo Gendra.

Derecho de arrepentimiento

Otro de los puntos a tener en cuenta es el derecho al arrepentimiento. Si el consumidor se dejó tentar por la propuesta ofrecida en internet y luego se arrepintió puede arrepentirse. En esos casos no hace falta que el producto esté fallado. Con solo manifestar la voluntad de devolverlo, el comerciante debe permitirle revocar la operación, absorbiendo además los costos de envío por la devolución. “Cuando existe una compra online o telefónica, el comprador tiene 10 días para cancelar la operación sin motivo ni costo alguno”, completa Gendra.

En el caso de los pagos realizados con tarjetas de crédito es el vendedor quien debe notificar a la tarjeta de crédito para que se anule la compra. “Puede suceder que pasen algunos días entre la compra y la devolución, y el importe es liquidado en el resumen de la tarjeta antes de que pueda ser eliminado. En este caso veremos acreditado el monto a nuestro favor en el resumen siguiente”.

En el caso de que eso no suceda, el comprador debe reclamar ante la tarjeta. Para ello es necesario contar con un comprobante que acredite la devolución. “El comprobante puede ser por ejemplo, un mail de respuesta del vendedor, algo que recomiendo solicitar en toda circunstancia”, explicó el especialista y dijo que la responsabilidad del comerciante nunca se extingue, y deberá responder hasta tanto se concrete el reintegro del dinero.

Por otra parte, el vendedor sólo puede anular la venta en caso de alegar falta de stock, por lo que es una buena práctica el confirmar disponibilidad del producto antes de ofertar. “Si el proveedor responde que sí, que tiene stock y después se arrepiente, el consumidor tiene todo el derecho de reclamar una indemnización por esa compra frustrada. Es muy importante, en ese sentido, verificar las condiciones de venta y registrarlas por la vía que sea posible”, recomienda Gendra.

Reintegros e inflación

Con la llegada de la pandemia y las limitaciones que impusieron los gobiernos para los viajes aéreos, muchos pasajeros se vieron obligados a solicitar reintegros de los pasajes por la cancelación de los mismos. Las aerolíneas aceptaron las devoluciones pero en algunos casos los reintegros demoraron largos meses en acreditarse, con la consiguiente pérdida de valor debido a la inflación. El ejemplo de las aerolíneas puede tomarse también para otros productos y servicios que debieron ser modificados o cancelados y sufrieron demoras semejantes.

Gendra sugirió avanzar en un reclamo que contemple una indemnización por el daño económico generado y explicó que la conducta de las aerolíneas, ha sido totalmente violatoria de los derechos del consumidor, yendo en contra inclusive del código aeronáutico y el contrato de transporte de pasajeros. “Ha sido vergonzosa la actitud que han tenido las empresas aéreas, y en particular Aerolíneas Argentinas, y el maltrato que tiene permanentemente hacia sus clientes. Mi recomendación es no desistir del reclamo ante Defensa del Consumidor, exigiendo no solo la devolución del importe del pasaje sino la actualización y/o indemnización por ese año que se toma la empresa en devolverles su dinero” dijo Gendra.

Para finalizar, el especialista  explicó la importancia de que el consumidor genere el hábito de guardar toda la información respecto a la compra que realizó tales como la documentación de los datos del producto (marca, modelo, características técnicas, descripción, funciones), la oferta que hizo el proveedor, condiciones de comercialización (precio, financiación, plazos de entrega, modo y montos de envío). “Hoy puede hacerse fácilmente con una foto o una captura de pantalla, y nos permitirá demostrar cualquier incumplimiento por parte del vendedor, aún cuando esa información sea modificada o desaparezca de la página de venta online” finalizó Gendra.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?