La alarmante capacidad de contagio de las variantes Alfa y Delta

La alarmante capacidad de contagio de las variantes Alfa y Delta

Las variantes Alfa y Delta del virus SARS-CoV-2 han realizado un gran salto en su capacidad de transmisión y la comunidad científica se pregunta si con estos antecedentes habrá un desfile interminable de variantes nuevas y “mejoradas”.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

A esta altura de la pandemia de coronavirus se sabe que es un virus que se propaga con mucha más facilidad, probablemente más del doble de fácil que la versión que surgió en Wuhan a fines de 2019, pero ahora la variante Alfa, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido, realizó un gran salto en su capacidad de transmisión y Delta, la variante vista por primera vez en India, acaba de dar un nuevo salto.

Para describir la intensidad de una enfermedad infecciosa los científicos usan el R0, que es el número de casos, en promedio, que van a ser causados por una persona infectada durante el periodo de contagio. Ese número era de alrededor de 2,5 cuando comenzó la pandemia en Wuhan y podría llegar a 8,0 para la variante Delta. “Este virus nos ha sorprendido mucho. Va más allá de lo que temíamos”, dijo el doctor Aris Katzourakis, que estudia la evolución viral en la Universidad de Oxford.

Si el R0 es menor que 1, entonces la enfermedad va a desaparecer de la población porque en promedio una persona infectada va a contagiar a menos de una persona susceptible. Por otra parte, si R0 es mayor a 1, la enfermedad se va a diseminar.

El reconocido cardiólogo Eric Topol en su cuenta de Twitter citó al doctor Katzourakis y también lanzó una inquietante reflexión. “El hecho de que haya sucedido dos veces en 18 meses, dos variantes (Alfa y luego Delta) cada una 50% más transmisible, es una cantidad fenomenal de cambio”, escribió Topol respecto de las nuevas variantes del coronavirus.

Una de las formas en que la variante Alfa se volvió más transmisible fue mejorando el paso de la alarma de intrusión, llamada respuesta de interferón, dentro de las células de nuestro cuerpo.  “Es muy posible que los cambios en el virus que hacen que evite las vacunas mejor puedan terminar comprometiendo su capacidad de transmisión en un sentido absoluto”, dijo el Dr. Katzourakis.

Una de las variantes del virus SARS-CoV-2 que más preocupa en la actualidad es la B.1.617 (Delta, según la clasificación de la OMS). Se detectó por primera vez en la India, en diciembre de 2020, pero se informó de esta variante apenas el 24 de marzo. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reclasificó los tres subtipos conocidos de la variante del virus de COVID-19 detectada en India hace ocho meses. Uno solo de esa familia, el B.1.167.2, continúa en la lista de variantes de preocupación internacional por su mayor transmisibilidad.

Investigan si esa variante está asociada con una mayor capacidad de causar reinfecciones y de enfermar más gravemente, además de poder evadir el sistema inmunológico, como también lo señala la OMS en su última actualización epidemiológica.

La otra variante que ha permanecido en Estados Unidos luego de ser detectada en Reino Unido es la conocida como Alfa. Un nuevo estudio menciona uno de los secretos de su éxito: Alfa deshabilita la primera línea de defensa inmunitaria en nuestro cuerpo, por lo que la variante tiene más tiempo para multiplicarse.

Alfa tiene 23 mutaciones que lo distinguen de otros coronavirus de las cuales nueve alteran la llamada proteína de espiga que cubre al coronavirus y le permite invadir las células. Una de esas mutaciones ayuda a que el virus se adhiera más a las células, lo cual mejora en teoría sus posibilidades de infección.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?