El médico detenido ofrecía las vacunas en un grupo de Whatsapp

El médico detenido ofrecía las vacunas en un grupo de Whatsapp

Desde el Ministerio de Salud denunciaron al profesional que ofrecía a los vecinos de su barrio vacunarse contra el coronavirus. Creen que las dosis las obtenía de los geriátricos que dirigía.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Este domingo se conoció la denuncia que realizó el ministerio de Salud de Mendoza contra un médico que ofrecía vacunar en su casa a algunos vecinos de San Rafael, Mendoza. Con el correr de las horas se conocieron más detalles del caso.

Todo comenzó cuando el director Regional Zona Sur Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes Gobierno de Mendoza, Abel Freidemberg, recibió un audio de un vecino de San Rafael que afirmaba que un médico les ofrecía vacunarse en su casa.

Según trascendió, el médico clínico, Rubén López, había creado un grupo de Whatsapp por medio del cual les ofrecía a los vecinos organizarse en grupos de cinco personas y concurrir a su domicilio de la calle Coronel Campos para recibir una dosis de la vacuna AstraZeneca.

La reunión estaba pactada para este domingo, y efectivamente cuatro personas concurrieron a la vivienda del profesional. Fue en ese momento que, tras la denuncia que había realizado Freidemberg, se allanó la propiedad y López quedó detenido.

Desde el ministerio estiman que las dosis eran adquiridas por medio de los tres geriátricos que el médico dirigía y que tienen un mismo dueño. Tal como plantea el protocolo, desde Salud entregan cierta cantidad de dosis a las residencias para adultos para que vacunen a las personas allí alojadas. Los profesionales a cargo deben dejar asentado en una cartilla qué abuelos han recibido las dosis.

Ahora es tarea de Salud rastrear en los tres geriátricos que recibieron las vacunas quiénes fueron vacunados y cuántas vacunas fueron sustraídas.

"Al tomar conocimiento de este hecho delictivo, nos pusimos en contacto con el fiscal y declaré todo lo que sabía", dijo Freidemberg.

El médico sostuvo que dentro de los audios que recibió, López se dirigía a los integrantes del grupo con familiaridad, por lo que suponen, los conocía. De todas maneras no trascendió si para la vacunación iba a ser gratuita o iba a tener un costo.

Por otro lado, la Justicia puso a disposición del ministerio las vacunas secuestradas en la vivienda del médico.

Por el momento se desconoce la cantidad de dosis que el médico iba a utilizar, la única certeza que se tiene es la cantidad entregada a los geriátricos.

"Se va a investigar cuántos abuelos fueron vacunados y después de eso podremos determinar el faltante", aseguró el funcionario.
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?