Récord de muertes: terapistas mendocinos aseguran que no quedan camas disponibles

Récord de muertes: terapistas mendocinos aseguran que no quedan camas disponibles

Las muertes registradas durante el transcurso de mayo marcan un récord desde el inicio de la pandemia. Especialistas explican las posibles causas.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

El Gobierno provincial informó que ayer murieron 29 personas por covid, y en total hubo ya 2.301 muertos. Pero la segunda ola golpea fuerte, pues mayo se transformó en el mes en que más personas han muerto por covid en Mendoza desde el inicio de la pandemia. En total, se llevan registradas un total de 455 muertes cuando todavía faltan 12 días para terminar el mes. El año pasado el pico de fallecimientos se registró en noviembre con 425 fallecidos en nuestra provincia.

Gonzalo Álvarez Parma es médico intensivista y titular de la regional Cuyo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva habló sobre la situación que se vive diariamente en las terapias intensivas de los hospitales de Mendoza y del aumento en la cantidad de muertes. Antes, es importante revelar dos conceptos clave: la mortalidad y la letalidad. La tasa de mortalidad corresponde al número de fallecimientos en relación a la cantidad de habitantes. En el caso de la tasa de letalidad se refiere al número de muertes en relación a la cantidad de casos positivos detectados. 

Según Álvarez Parma el número que corresponde a la tasa de letalidad se ha mantenido entre el 2 y 3 %, pero hay que analizar esa cifra en el largo plazo y que la segunda ola recién comienza.  “Para nosotros este es el comienzo de la segunda ola, es una realidad que se está muriendo más gente pero también tenemos muchos más casos”, aseguró le médico. “Cuando finalice mayo tenemos que ver si el número de muertes que se viene incrementando va  de la mano del número de aumento de casos o si se está muriendo mayor cantidad de pacientes de los que se morían anteriormente en relación a la cantidad de casos”, aclaró.

El problema es la tensión sobre el sistema de salud. Es que la cantidad de personas que demandan atención crítica aumentó fuertemente. “La cantidad de pacientes críticos se ha incrementado muchísimo y la demanda es grande, tarde o temprano va a tener una repercusión en la tasa de letalidad. Es un dato que no vamos a ver ahora y va a llevar un tiempo analizarlo”.

El grupo que presenta mayor mortalidad según lo que se observa a nivel provincial siguen siendo las personas mayores de 60 años. El dato que preocupa es que el paciente que ingresa a terapia intensiva con respiración mecánica tiene una mortalidad alta, según Álvarez Parma la mortalidad se ha comenzado a hacer presente y está llamando mucho la atención por los números diarios de fallecimientos que se presentan.

El médico intensivista se mostró muy preocupado de cara a la situación de las próximas semanas y destacó: “Todavía no hemos tenido la temporada de frío, en el mundo pasó que con la llegada de las temperaturas invernales los casos se empezaron a multiplicar, para nosotros todavía lo peor no viene”, dijo.

Diferencias entre las camas críticas y de terapia intensiva

Al ser consultado por las diferencias entre las denominadas camas críticas y las camas de terapia intensiva explicó que las primeras son camas en guardias generales donde se facilita un respirador y un monitor al paciente pero el recurso humano encargado del seguimiento es distinto al de la terapia intensiva. “No es lo mismo que un paciente esté en la guardia con un médico y enfermero que tiene que atender a la vez todas las emergencias que vienen a que esté en una terapia intensiva donde hay médicos terapistas, enfermeros y kinesiólogos que están abocados específicamente a la atención de los pacientes covid” agregó.

“En los hospitales estamos viendo que la ocupación de camas en terapia intensiva es plena, nunca hay una cama disponible para ingresar pacientes. Los pacientes que ingresan en las camas críticas, son evaluados a modo de interconsulta por intensivistas pero la atención no es la misma que en terapia intensiva”, destacó el profesional.

Ocupación de camas

Respecto a los números de ocupación de camas difundidos por el gobierno provincial explicó que desde hace rato vienen planteando la diferencia en mostrar la ocupación de camas críticas y las de terapia intensiva y agregó que se hablaba de un porcentaje del 60 % en la ocupación de camas críticas cuando en terapia intensiva el porcentaje de ocupación es de 100% desde hace semanas.

El médico terapista destacó: “Se abrieron camas en distintos lugares pero esas camas se están ocupando permanentemente, no hay camas disponibles en ningún lado. Cómo médicos nos vemos obligados a trasladar pacientes de un hospital a otro hasta conseguir una cama”. Explicó además que el personal de salud está desgastado a nivel físico y psicológico ya que se suman camas pero el recurso humano sigue siendo el mismo.

Álvarez Parma explicó que cuando el índice de ocupación de camas es elevado quiere decir que hay momentos de ocupación plena de camas y el sistema se ve imposibilitado para ingresar más pacientes. A su vez, instó a la sociedad a tomar conciencia sobre la importancia de extremar medidas de cuidado ya que el sistema se encuentra colapsado y agregó: “Un índice de ocupación de camas a un 95 % no quiere decir que tenemos un 5% libre… significa que seguramente estamos trabajando a pleno y que muchas veces hay una saturación del sistema”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?