Las consecuencias y secuelas del covid en quienes no se contagiaron

Las consecuencias y secuelas del covid en quienes no se contagiaron

Se manifiestan tanto en quienes se contagiaron como quienes no cursaron la enfermedad pero tuvieron que cambiar su vida desde el inicio de la pandemia hace poco más de un año.

Andrea Ginestar

Andrea Ginestar

La pandemia viene causando una serie de consecuencias a nivel físico y psicológico en personas que no se contagiaron pero que viven día a día las consecuencias del encierro, restricciones y cambio de vida. Las muertes de familiares, amigos y la cercanía de una enfermedad de la que no se conoce demasiado genera incertidumbre y miedo. 

A partir del inicio de la pandemia aumentaron las consultas psicológicas debido a los cambios de rutinas, libertades, postergación de proyectos y miedos que aparecen ante la enfermedad. El coronavirus y todo lo que trae aparejado movilizó los aspectos psicológicos y espirituales de las personas, los miedos más profundos surgen y se manifiestan derivando en ocasiones en trastornos que dañan la salud mental y física de las personas. 

A nivel mundial se registró un aumento de las muertes ocasionadas por el denominado síndrome del corazón roto también conocido como miocardiopatía de Takotsubo que genera una gran disparada de catecolaminas y adrenalina circulante que desencadena espasmos coronarios generando un infarto. Esta patología es más frecuente en mujeres posmenopáusicas y se ocasiona ante una situación de estrés violento e importante como puede ser la soledad, encierro y muerte de familiares cercanos o amigos, situación que ante la pandemia es cada vez más frecuente. 

La psicóloga Beatriz Goldberg explicó: La pandemia ha enfrentado a las personas a la enfermedad y la muerte. Uno siente que hay un riesgo ya que todo alrededor te confirma que hay que tener miedo, está justificado socialmente... cuando hablás con otros el tema pandemia es recurrente, si se juntan o no con otros, si se cuidan, tengo libertad o no,  si ven a sus familiares y amigos. Te enfrenta a escalas de valores y formas de ver la vida. Arma una nueva grieta en cuanto a las posturas”. 

"La culpa frente a la posibilidad de dañar al otro es frecuente y aparece también la responsabilidad. Sobre todo al principio de la pandemia el mensaje era que uno es el responsable del contagio, de  los cuidados hacia el otro y uno mismo. Un ejemplo se dio con los escraches en los domicilios del personal de salud que eran cuestionados y señalados como responsables de diseminar el virus" dijo la psicóloga. 

Goldberg agregó: “El coronavirus te hace enfrentar a situaciones de juzgamiento que con otras enfermedades no pasaba. Hay mucha gente que está encerrada, con temor al contagio y muy enojada con otras personas de su entorno social ya que no conciben las formas, decisiones y accionar de los demás frente a la pandemia. Es muy común que juzguen si se juntan o no con amigos, si salen a restaurantes o si ven a sus nietos”.

Otro aspecto a tener en cuenta y que ocasiona un daño a nivel psicológico es la situación que se genera en cuanto a la postergación de proyectos tales como viajes, cambios de vida que habían sido planificados y que a partir de la pandemia tuvieron que modificarse o cancelarse. 

La psicóloga explicó que la incertidumbre o falta de certezas es dañina para algunas personas que estaban acostumbradas a controlar todo y al iniciar la pandemia perdieron toda posibilidad de controlar variables relacionadas con su vida, trabajos y proyectos.

Goldberg destacó: “El virus psicológico que circula trae consecuencias y secuelas muy importantes. El no ver al otro, los cambios de rutina, incluso el entorno de trabajo muchas veces es anhelado ya que es un lugar de encuentro con el otro. Necesitamos esa dosis del afuera para disminuir la angustia provocada por el encierro, la sensación de no libertad cuesta ya que el ser humano es un ser social”.  

La angustia y tristeza por la pérdida de los puestos de trabajo o cambios repentinos que ocasionan cuadros de ansiedad por no llegar a cumplir con los objetivos propuestos son manifestaciones cada vez más comunes en estos últimos meses. Estas problemáticas ponen de manifiesto la necesidad de abordar las consecuencias a nivel psicológico que trae aparejado el coronavirus en toda la población.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?