Juan, el joven que gracias al reciclaje inclusivo dejó el basural y pudo terminar la escuela

Juan, el joven que gracias al reciclaje inclusivo dejó el basural y pudo terminar la escuela

A los 10 años tuvo que dejar la escuela para trabajar en el basural a cielo abierto junto a su madre, padre y dos de sus cinco hermanos. Hoy gracias a ser parte de Los Triunfadores pudo terminar el secundario.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Juan Escudero tiene 29 años, cuando tenía tan solo 10 años tuvo que animarse un día a escalar las montañas de basura del pozo, junto a su papá, su mamá y dos de sus cinco hermanos en busca de materiales que pudieran venderse para reciclarse. Juan se vio obligado a dejar de lado sus ganas de jugar con sus amigos a la pelota por ir con su familia al basural.

Comencé trabajando de chiquito, a los 10 años en el pozo. Antes trabajaba sin guantes, sin gorra, sin zapatos de seguridad, había algunos que iban en chancletas" comparte Juan, al recordar sus primeros días en el pozo que estaba ubicado en Villa Hipódromo, Godoy Cruz y agrega: "No me gustaba ir, me asustaba abrir las bolsas y encontrar vidrios rotos que pudieran cortarme".

Los días que le tocaba ir al pozo, cuando no alcanzaba en la casa con lo que ganaba su papá, Juan no asistía a clases. Faltó un día, faltó dos, faltó semanas completas y esto lo llevó a dejar la escuela

Pero hace nueve años la vida de Juan cambió por completo. El joven forma parte de Los Triunfadores, un proyecto que desde el 2003 trabaja en la clasificación y recuperación de residuos en Godoy Cruz. Ellos se encargan de separar los materiales, acopian y venden de manera segura.

“Este proyecto surgió porque muchas familias de la zona trabajaban en el pozo (basural a cielo abierto), por eso se pensó la forma de trabajar de lo mismo pero de una forma más segura. Además, la condición era que los chicos que ingresaran a trabajar terminaran sus estudios secundarios” resaltó Yesica Rojas, trabajadora de la planta.

Y fue así que aquel joven que a las 10 años había tenido que dejar de lado parte de su infancia para ayudar a su familia a salir de la dura situación económica que atravesaban, se encontró un día trabajando de manera profesional en aquello que había hecho durante tantos años de manera informal.

Significa mucho para mí ser parte de Los Triunfadores, me ha ayudado a salir adelante", expresa Juan quien gracias a ser parte de la cooperativa pudo terminar la escuela. "Una de las condiciones que tiene el proyecto es que quien sea parte debe terminar la secundaria, así que tenía que ir obligado a la escuela".

reciclaje basural

Juan terminó el año pasado la secundaria, gracias al empujón que recibió en Los Triunfadores y a su esfuerzo. “Fue muy emocionante terminar la escuela, todos mis compañeros, mi familia, los maestros y directora me felicitaron”, relata orgulloso.

Junto a Juan trabajan 11 personas más en Los Triunfadores. Nueve de ellos terminaron la escuela gracias a la cooperativa. Además, hay jóvenes que siguen estudiando en la secundaria, universidad o capacitándose a través de cursos.

El reciclaje inclusivo

Hoy se celebra en todo el mundo el Día del Reciclaje, y es una buena oportunidad para visibilizar la importancia de esta acción no solo en el cuidado del medio ambiente sino también en el desarrollo social y la economía.

Fue a fines de los 90 que el boom del reciclaje como oportunidad económica hace surgir la figura del reciclador, llamado también cartonero, ciruja o con distintos nombres según el país, pero en general con ciertos tonos despectivos.

El reciclaje inclusivo es aquel que promueve la inclusión de recicladores de base, quien trabaja directamente en la recolección de residuos en calle o en vertederos, en la gestión de los residuos. Reconoce el valor económico, social, ambiental, político y cultural del oficio de las y los recicladores y facilita su inclusión y remuneración en los nuevos modelos de gestión de residuos, señalan desde la Fundación Reciclaje Inclusivo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?