Guillermo Troncoso: “La pandemia sirvió para valorar a los artistas que hay en Mendoza”

Guillermo Troncoso: “La pandemia sirvió para valorar a los artistas que hay en Mendoza”

El reconocido actor, director y docente presenta mañana en la Nave Cultural ‘La niña del cerro’, su nuevo espectáculo de títeres. Sobre este arte milenario, su estreno y la respuesta del público en este contexto, dialogó con MDZ.

Pablo Gordon

Pablo Gordon

Guillermo Troncoso tenía una imperiosa necesidad: crear una obra para niños porque “son los que más han sufrido la pandemia”. Para él, era vital que tuvieran la posibilidad de volver a disfrutar del teatro. Por ello, se puso a trabajar y pensó un espectáculo que pudiera ser montado tanto en una sala, como al aire libre. “Este tipo de teatro es muy sano y es lo que la gente necesita ahora”, señala.

Mañana, el reconocido actor, director y docente estrena La niña del cerro en la Nave Cultural y de esta manera, se suma a una larga lista de teatristas mendocinos que, en los últimos meses, apostaron por subir a escena con nuevas propuestas. Este contexto fue clave para quienes se dedican al arte en la provincia. ¿Por qué? Esta época ha servido para valorar a los artistas que hay en Mendoza. La gente no ha dejado de ver teatro, se ha dado cuenta de que el protocolo que se utiliza (en las salas) es muy bueno y mil veces mejor que en cualquier otro lugar”, explica.

Y agrega: “Donde nosotros vivimos estamos bombardeados de espectáculos que vienen de afuera y ahora, al no poderse trasladar los elencos, hemos tenido la oportunidad de mostrar nuestro arte. Se están llenando las salas y eso me da una profunda alegría.

Foto: Leandro Fernández / ARGOT Prensa

Por su parte, el desafío que hoy tiene en sus manos es grande: captar la atención de un niño en un mundo que está definido por las pantallas. Él lo sabe y por ello, para lograrlo eligió un arte milenario capaz de cautivar a grandes y chicos por igual: los títeres. Hay cosas que la tecnología no puede lograr, asegura.

En su voz, al hablar de estos muñecos, se nota un brillo especial que denota fanatismo y amor por lo que realiza. “Se dice que lo primero que aparece en el arte son los títeres. Por más que exista la tecnología, hay algo que ésta no puede suplantar: el hecho de que sean en vivo y además, la magia que poseen. Son muñecos que parecen tener vida propia, que pueden hablar. Causan humor inmediatamente, son muy interesantes y sobre todo, divertidísimos”, se explaya.

Foto: Damián Soloducha

Su primer contacto con ellos fue a muy temprana edad y el encuentro, lo marcó a fuego. “Hay varios momentos en mi vida que definen por qué quería ser actor, pero hay uno que me marca puntualmente: cuando estaba en el jardín de infantes la maestra nos hizo una obra de títeres. Guardo el recuerdo y las imágenes perfectas de lo que fue eso porque no solo era una maestra jardinera sino una excelente titiritera”, cuenta.

Ahora, es él quien tiene en sus manos la gran responsabilidad de transmitir esa pasión a otras generaciones. Al igual que en la mayoría de los espectáculos infantiles en los que ha estado al frente, “no solo está pensado para que disfruten los más chicos sino también los más grandes”.

¿Y de qué trata? La historia gira entorno a La Brunita, una niña que junto a su familia regresa a su ranchito después de haber trabajado en la cosecha de la uva. En la tierra donde vivieron sus abuelos y tatarabuelos se dedica a sembrar maíz, a arreglar el rancho caído por el viento y a reparar los corrales. Cuenta con música original de Lisandro Bertin, Víctor Sileoni y Sebastián Garay.

Damián Soloducha

La obra es de la tiritera jujeña Gabriela Morel y con su autorización, Guillermo la adaptó a una versión “cuyana”. ¿El motivo? “Me gustaba la idea de traerla para estos lados por el tema del desierto lavallino. Allí los puesteros siempre han tenido que demostrar que son dueños de sus tierras por las empresas privadas que quieren quitarles todo. Es algo similar a lo que le ocurre a La Brunita”, indica.

La niña del cerro

Estreno: domingo 16, a las 17 horas, en la Nave Cultural (España y Maza, Ciudad). Las entradas se pueden adquirir dos horas antes en la boletería de la sala o reservarse al 261 646-5629.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?