Año sabático: 7 consejos expertos para vivir la aventura

Año sabático: 7 consejos expertos para vivir la aventura

La decisión de tomar un año sabático requiere de planificación: todo lo que debes saber para sacarle el máximo provecho.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Un año sabático nunca tiene que ser una huida, sino lo contrario. Debe ser un encuentro con uno mismo: la búsqueda de una aventura inolvidable. En el camino, las experiencias tendrán que apuntar a ser nutritivas, de disfrute y sobre todo: nuevas.

Los motivos de decidir llevar a cabo un año sabático pueden ser variados: un descanso y recompensa después de un período de estudios o trabajo intenso, el espacio para meditar a conciencia qué carrera o rumbo profesional seguir, la necesidad de conocer nuevas culturas y lugares geográficos.

Cualquiera sea el motivo, algo es seguro: un año sabático requiere más planificación de lo que se cree.

Fuente. Experiencia joven

Los mitos del año sabático

Hay una creencia falsa que dice que sólo los adinerados pueden incurrir en un año sin ataduras, libres de trabajo fijo, viajando y realizando actividades fuera de lo rutinario hasta el momento. Falso.

Con un poco de planificación financiarlo no requiere disponer del dinero por anticipado. Por el contrario, se puede acceder a trabajos temporarios en diferentes lugares del mundo o del país y así, solventar económicamente el rumbo decidido.

Otro mito o creencia falsa sobre el año sabático tiene que ver con la perfección de este período. Romantizar no es correcto, ya que se enfrentarán distintas experiencias que suponen crecimiento, superación de desafíos y dificultades que pondrán a prueba la habilidad fuera de la comodidad y el confort de la rutina que elegimos dejar atrás, al menos por un tiempo.

Un año sabático es un año de aprendizaje diario frente a situaciones y lugares desconocidos. Quizás implique un choque cultural, superar la barrera idiomática y otros retos por el estilo si has decidido irte lejos. El premio será que al mirar atrás ese tiempo sea inolvidable y posiblemente los mejores días de tu vida.

El apoyo del entorno en el año sabático

Habrá que pensar también, y mentalizarse, en que no todos estarán de acuerdo con tu decisión. Amigos y familiares a veces les cuesta aceptar que el rumbo que elijas no sea el que ellos esperaban, el más transitado por ellos mismos y las personas cercanas o simplemente refleje o proyecte conflictos consigo mismos.

No lo tomes personal. Sin embargo, sí puedes considerar sus críticas constructivas o sus consejos amorosos, por supuesto que pueden serte útiles.

Planificar un año sabático: puntos centrales

Si bien hay varias cuestiones que se dejan al azar, porque justamente la idea es cambiar el aire y desestructurarse, hay otras que hay que diseñar con anticipación. La primera y más importante tiene que ver con tener alguna idea de cómo vamos a financiar ese año.

Si dejamos el trabajo, conviene hacerlo luego de ahorrar por un tiempo, al menos para comenzar. Luego, prepararnos mentalmente para tener dos o tres alternativas de trabajo temporario, préstamos de bancos o familiares, estadía en casas de amigos y otras estrategias por el estilo.

En segundo lugar, y no menos importante, es pensar una manera de registrar el viaje: diario de viaje, cámara de fotos o filmadora, celular con buenas prestaciones para tomar buenas imágenes o libreta de notas serán algunas de las posibilidades a tener en cuenta.

En tercer lugar, habrá que pensar en un objetivo principal y otros secundarios. ¿Aprender un idioma? ¿Lanzarte al periodismo de viajes? ¿Probar si te adaptas o no a vivir en una cultura diferente para después eventualmente lanzarte a la aventura de establecerte en ese lugar?

Tener claro una o dos metas es una buena idea. No porque hacer productivo el viaje sea lo principal. La experiencia en sí misma es el foco pero aquí entra el famoso concepto de “sacarle provecho“. Llevarse algo para capitalizar a futuro, algo concreto que tenga que ver con tu vida más adelante, hará la diferencia para vivir este año sabático de forma plena y a conciencia ¿No crees?

¿Te sirvió este repaso? ¡Adelante!
 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?