Más críticas contra los test rápidos que se venden en farmacias

Más críticas contra los test rápidos que se venden en farmacias

Los nuevos testeos rápidos para el diagnóstico de coronavirus que se venden en farmacias dan una sensación de "falsa seguridad" debido a su alta probabilidad de ofrecer falsos negativos, advirtió una especialista.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Los nuevos testeos rápidos para el diagnóstico de coronavirus que se venden en farmacias dan una sensación de "falsa seguridad" debido a su alta probabilidad de ofrecer falsos negativos, según la responsable del diagnóstico de coronavirus en el Laboratorio de Salud Pública de la Universidad Nacional de La Plata, Rosana Toro, quien además aseguró que las pruebas deben realizarse en laboratorio, con medidas de bioseguridad y por profesionales idóneos.

"Un autotest en casa solo calma ansiedades y da falsa seguridad", aseguró Toro en un comunicado de la UNLP difundido por la agencia de noticias Télam.

Tras recordar que luego de la primera expansión de la pandemia surgieron nuevas técnicas para diagnosticar el SARS-CoV-2 que requieren menor equipamiento, como los nuevos kits que detectan antígeno en apenas 15 o 20 minutos y son de venta libre, la especialista destacó que dicho producto presenta una "paradoja" que haya sido autorizado por la Anmat solo para uso médico profesional, ya que "es complicado pensar que un bioquímico pueda ir a comprar el producto a la farmacia para realizar un diagnóstico profesional, o que lo compre un particular y vaya a que un médico o un bioquímico tome la muestra y realice el test".

En ese sentido, Toro expresó que los bioquímicos se oponen "a que sean vendidos en farmacias", y explicó que "el tiempo de toma de muestra es fundamental, si es muy precoz, puede dar un falso negativo", dado que "muchas veces, ante un contacto con un caso positivo, las personas piden un hisopado en vez de aislarse como corresponde. Si se hicieran un test rápido, un resultado negativo daría falsa seguridad y no cumplirían el aislamiento correspondiente", puntualizó.

Para la especialista "así como los medicamentos no se deben vender fuera de las farmacias, los test diagnósticos no se deben realizar fuera de los laboratorios. El bioquímico garantiza la calidad del resultado".

"La toma de muestra se debe realizar en condiciones de bioseguridad. Los profesionales que toman los hisopados en los lugares de testeo utilizan un equipo de protección personal para evitar exponerse a las secreciones del paciente. La venta libre podría permitir que un grupo de amigos, por ejemplo, puedan hisoparse entre ellos quedando expuestos al contagio", precisó.

Toro remarcó que "en este momento epidemiológico es fundamental informar en el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentina -SISA- tanto los casos positivos como los negativos, para conocer el índice de positividad. Obviamente, esto se perdería si muchas personas hicieran el autotest". "Comprar test rápidos en farmacias no ayuda a controlar la pandemia, solo calma ansiedades y da falsa seguridad. Debemos ser responsables en la información a los pacientes y no generar expectativas equivocadas", sostuvo.

La venta de autotest en farmacias también había sido criticada por la Asociación Bioquímica Argentina y por el gobierno de la provincia de Buenos Aires, que incluso recientemente prohibió su comercialización en ese territorio.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?