¿Cómo lograr que tus cercos estén verdes, sanos y fuertes?

¿Cómo lograr que tus cercos estén verdes, sanos y fuertes?

Los cercos de plantas funcionan para delimitar espacios, pero hay que tener cuidado con los hongos que los atacan.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Los cercos llenos de plantas son ideales para generar privacidad en el hogar, pero son propensos a generar hongos y otras enfermedades que pueden arruinarlos. Es importante, para cualquier amante de la jardinería, aprender a cuidarlos y mantenerlos para que luzcan brillantes y sanos.

El otoño es la estación del año en la que los árboles y las plantas se regeneran por los cambios de temperatura, la luz y distintos agentes patógenos que surgen. Las plantas de exterior son las que más expuestas están a esto y por lo tanto, las que más se deben cuidar de las enfermedades botánicas.

Los cercos verdes son los setos o limitaciones de arbustos que se usan como una especie de reja natural. Generalmente se utilizan para separar propiedades y limitar parcelas, lo que los convierte en un mecanismo muy utilizado en los barrios privados para que le de un aspecto más naturista.

Fuente: Pinterest transmeretrading.com

¿Cuáles son las plantas más utilizadas para estos cercos?

  • El Laurus nobilis: es muy resistente a la sequía, a la poda y a las altas temperaturas, por ello se utiliza en jardines donde las precipitaciones son escasas.
  • Los Syzygium: soportan bien la poda y pueden estar tanto a pleno sol como en semisombra. Se utiliza en jardines de climas fríos por su resistencia a las heladas fuertes 
  • Los Phyllostachys: son bambúes que tienen un rápido crecimiento si tienen agua en abundancia. Resisten las heladas de hasta -5 C y las altas temperaturas.
  • Los Chamaecyparis: se pueden utilizar para hacer cercos de medios a altos. Resisten sin problemas las heladas, pero son sensibles a temperaturas altas.

Los cipreses: se utilizan para crear cercos altos. Resisten las temperaturas altas y las heladas, y no requieren de mucho mantenimiento a excepción de riegos regulares.

Atacadas por el mismo hongo

Independientemente del estilo de planta que se utiliza para delimitar la propiedad, todas ellas son atacadas por el mismo patógeno: se trata del "Phytophthora", un hongo que puede destruir la arboleda en pocos días.

Esta enfermedad comienza en la raíz del arbusto y se extiende por el cuello hasta llegar a las hojas. Deja una especie de quemadura si la planta es adulta, pero si recién se coloca puede matarla rápidamente, ya que es un hongo sumamente agresivo.

Fuente: Revista Jardín

Cómo controlar el hongo

La manera más eficiente de controlar el "Phytophthora" es con sulfato de calcio, un químico común industrial y de laboratorio utilizado como desecador que se vende en forma de polvo. Lo ideal es hacer esta práctica en marzo y abril, y es importante saber que no es tóxico para el humano.

Se puede encontrar fácilmente en cualquier vivero y realizar esta desinfección es muy simple:

  1. Trazar una pequeña zanja de 20 centímetros de ancho en el costado del cerco con una pala recta. 
  2. Espolvorear el sulfato de calcio sobre la zanja punteada.
  3. Colocar la tierra nuevamente y regar el cerco.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?