Los hombres besan más a sus amantes que a sus parejas durante la pandemia

Los hombres besan más a sus amantes que a sus parejas durante la pandemia

El dato lo concluyó una encuesta llevada a cabo entre más de 11.000 usuarios de Gleeden, la plataforma de encuentros extraconyugales líder en el mundo pensada por y para mujeres.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

A pesar de la pandemia, el beso sigue siendo el protagonista de las relaciones sexuales entre infieles: el 64% de ellos/as afirma no saber tener sexo sin besos.  El 76% de encuestados/as afirma que durante el año que llevamos de pandemia ha besado menos.

Los besos son beneficiosos para el cuerpo humano, porque ayudan, entre otras cosas, a reducir la presión arterial y a disminuir el colesterol de la sangre. 

Los datos de la última encuesta llevada a cabo por Gleeden, la plataforma líder en el mundo de encuentros extraconyugales, pensada por y para mujeres, lo dejan claro: el 76% de los amantes ha besado menos durante el año que llevamos de pandemia.

La falta de intimidad y el miedo al contagio son las principales causas por las que las personas se besan menos en épocas de Covid-19. Aún así, un 41% de los encuestados, en su mayoría hombres, afirma que durante la pandemia ha seguido besando a sus amantes, frente a un 36% que sólo ha besado a su pareja.

Y es que más de la mitad de los usuarios y usuarias de Gleeden afirma que les es completamente imposible pasar un año sin besar a nadie. De todos los besos, el preferido por los usuarios y usuarias de Gleeden es el beso en los labios, que elige un 90% de ellos y ellas.

Los besos en la mejilla y en la frente tienen pocos adeptos entre los y las infieles. Y esto tiene su explicación científica porque los labios tienen muchas terminaciones nerviosas sensibles, por lo que, cualquier beso, pero especialmente en los labios, envía gran cantidad de señales de placer al cerebro. Los resultados de la encuesta nos permiten augurar que el próximo martes, 13 de abril, celebraremos un tímido Día Internacional del Beso, festividad que surgió para conmemorar el beso más largo de la historia – de 58 horas de duración.

Aunque siempre será mejor que el del año pasado, en pleno confinamiento. Y es que el 64% de los encuestados y encuestadas han respondido que no saben tener sexo sin besos, por lo que el beso sigue siendo el protagonista de las relaciones sexuales.

Y lo cierto es que, según los expertos, los besos ayudan a reducir la presión arterial, a disminuir el colesterol de la sangre, quemar calorías, aliviar el estrés y disparar la endorfina de nuestro organismo, por lo que pueden considerarse muy beneficiosos para el cuerpo humano.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?