Un médico objetor de conciencia fue denunciado por pedir dinero o sexo

Un médico objetor de conciencia fue denunciado por pedir dinero o sexo

Desde que se legalizó el aborto y se implementó como una intervención segura y gratuita en los hospitales del país, no sólo ha habido casos polémicos donde se ha prohibido o denunciado como una práctica inconstitucional, sino que ha desnudado otra posibilidad de acoso o de violencia institucional.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La interrupción del embarazo legal, segura y gratuita fue aprobada en Argentina hace poco más de una año. Desde entonces, ha habido distintos casos polémicos, ya sea porque las mujeres que querían interrumpir su embarazo se encontraron con múltiples trabas institucionales o burocráticas para poder acceder a la intervención, o porque, como ahora, operó lo que la reserva del derecho de "objeción de conciencia" puede ocasionar y traducir como otra práctica de violencia institucional o abuso del poder por parte de profesionales de la salud.

Según informó el diario Página|12, en 2020 se hicieron una serie de denuncias a un médico del que, al no estar imputado, se desconoce por el momento su nombre y apellido. Sí pudo saberse, según las denuncias, que este profesional le habría pedido a una niña de 15 dinero o sexo a cambio de que él le le realizara la interrupción del embarazo. 

"Aborto a cambio de 20 mil pesos o encuentros sexuales. Esa es la síntesis de la denuncia que presentó una profesional de la Salud del Hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal, cabecera del departamento San Martín, ante la Fiscalía de Violencia Familiar y de Género de esa ciudad, registrada el 30 de junio de 2020", dice el medio. Se desconoce cuál ha sido el derrotero a nivel judicial, por lo menos hasta el momento.

El mismo medio dice que pudo confirmar que ya está lista la notificación de inicio de sumario administrativo para el profesional en cuestión. Hasta el momento no se lo ha podido notificar, ya que se encuentra bajo licencia por razones de salud y tampoco lo han encontrado en su domicilio. 

Las denuncias

Durante una consulta al Centro de Salud de Madres de Plaza de Mayo, una adolescente rompió en llanto y contó a la profesional que la atendió que un médico (que trabaja en el Hospital pero también en una clínica tartagalense) al que recurrió en su consultorio privado, le había ofrecido interrumpir su embarazo a cambio de 20 mil pesos o “tener sexo con él tres veces por semana”.

Además, de esa denuncia se desprende que el médico habría tenido una práctica clínica de "revisión del cuerpo" que no era necesaria, de modo que podría haberse consumado con ello un abuso.

Por otra parte, el 24 de febrero pasado se atendió a una mujer de 31 años que había sido derivada del sector de Obstetricia. La paciente contó entonces “haber solicitado una interrupción del embarazo” y el modus operandi del medico se repitió: como el contexto era clínica privada, le ofreció hacérselo gratis a cambio de sexo, relató la mujer.

La reacción de los profesionales testigos

Un grupo de profesionales, enterados de las denuncias, presentaron una nota en conjunto ante la gerencia del Hospital el 2 de marzo pasado, cuando Juan López estaba a cargo de la institución. "Este tipo de prácticas vulneran los derechos de las pacientes ejerciendo múltiples violencias (obstétricas, de género y sexual), y constituyen un delito de acuerdo al marco legal de nuestro país”, dice parte de la misiva.

Además, recordaron que en el hospital norteño solo dos médicas realizan las IVE mientras que “el resto del personal médico se comporta como objetor de conciencia”, entre los cuales se encuentra el denunciado.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?