Por qué el país recibirá la menor cantidad posible de vacunas del Fondo Covax

Por qué el país recibirá la menor cantidad posible de vacunas del Fondo Covax

El país optó por la compra mínima indispensable para ingresar en este mecanismo global por un tema de costos, por considerar que no harían falta más dosis y por acuerdos ya cerrados con otros laboratorios que ahora presentan dilaciones y demoras en las entregas.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Para abastecerse de vacunas contra el coronavirus el Gobierno argentino firmó cinco contratos, uno de ellos con el Fondo Covax, pero el país optó por la compra mínima indispensable para ingresar en este mecanismo global por un tema de costos, por considerar que no harían falta más dosis y por acuerdos ya cerrados con otros laboratorios.

La Organización Panamericana de la Salud explicó que la compra podría haber sido por hasta el 50 por ciento de los habitantes, pero Argentina eligió la cobertura mínima que ofrecía el Fondo Covax que es del 10 por ciento de la población, lo que traducido en dos dosis por persona dio un total de 9 millones.

“Optar por el piso mínimo fue una elección inteligente”, dijo el pasado 3 de febrero Mauricio Monsalvo, subsecretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Salud, en una reunión por zoom con la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados. En su momento, la cuestión pasó inadvertida para la opinión pública, pero ahora, ante la necesidad de conseguir más vacunas, trascendió un video de la reunión.

Monsalvo argumentó allí que con Covax se había decidido firmar por el piso mínimo posible porque la Argentina tenía en curso otros contratos bilaterales. También lo atribuyó al modo en que venía funcionando el mecanismo. “Ningún país tiene fechas de entrega”, afirmó. Para ese entonces, el funcionario de 40 años  ya había recibido en ese momento la primera dosis de Sputnik V y el 5 de febrero recibiría la segunda.

Para el ministerio de Salud esta opción significaba la ecuación costo beneficio “más oportuna” según Monsalvo y la información que consigna Clarín. El funcionario detalló que Argentina estaba comprometida a pagar por esta compra 32,1 millones de dólares en 2021 y explicó que si el Gobierno pedía más dosis hubiera tenido un costo mayor y sin garantía de resultados.

Lo cierto es que Argentina no le tuvo fe al mecanismo Covax y depositó todas sus esperanzas en las vacunas de AstraZeneca y en la Sputnik V.

“Nosotros no necesitamos 30 millones de vacunas”, había dicho el ahora ex ministro Ginés González García en esa misma reunión virtual con la Comisión de Salud. En la misma sintonía parece enmarcarse el abandono de un acuerdo con Pfizer, que en cambio lograron seis países de Sudamérica. Estas decisiones muestran un denominador común: la presunta subestimación a tiempo del problema de la escasez por parte del Gobierno.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?