Matemático argentino proyectó cuándo será el pico de la segunda ola

Matemático argentino proyectó cuándo será el pico de la segunda ola

Daniel Gervini, doctor en Matemática con especialización en estadística, calculó la evolución de los contagios y muertes en la ciudad de Buenos Aires y la provincia. Estima que lo peor llegará en los primeros días de mayo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Daniel Gervini es un argentino doctor en Matemática, radicado en los Estados Unidos, donde es profesor titular del Departamento de Matemática de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, en Wisconsin.

A partir de sus conocimientos, proyectó el pico de contagios y de muertes en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia.

En un entrevista con el diario La Nación, explicó las variables que consideró y que le permitieron proyectar el pico en la capital para principios de mayo, mientras que en la provincia se daría a fines de ese mes.

Gervini cuenta el paso a paso de la proyección que se basa en el “R0″, el número de reproducción del virus, que fue variando a través del tiempo.

“Como se ve, a partir del 1º de marzo de 2021 el R0 ha variado entre 1,10 y 1,20 en Capital y entre 1,05 y 1,11 en Provincia. La aparente disminución del R0 en Provincia en los últimos días probablemente se deba al retraso en la carga de datos. Por otro lado, no es de extrañar que el R0 sea menor en Provincia que en Capital, ya que estamos incluyendo el interior de la Provincia. Si tomáramos solamente los datos del conurbano, el R0 estaría más cerca del de la Capital”, explicó Gervini.

El pico de este ‘tsunami’ en Capital llegaría a principios de mayo, con alrededor de 10.000 casos diarios y 120 muertes diarias. En total, en los próximos 60 días se agregarían 400.000 casos y 4500 muertos, llegándose a un total acumulado de 680.000 contagios y 11.800 muertos en la ciudad para mediados de junio”, calculó Gervini.

Para la provincia, proyectó que: “El pico llegaría recién para fines de mayo, con alrededor de 22.000 casos diarios y 450 muertes diarias. En total, en los próximos 60 días se agregarían 1.000.000 de casos y 20.000 muertos, llegándose a un total acumulado de 2.000.000 de casos y 51.000 muertos en Provincia para mediados de junio”.

Según Gervini, es improbable que las medidas anunciadas tengan algún impacto.

Los números no siempre son claros. Es evidente que lo que está pasando ahora es un análisis erróneo de los números por parte de algunos especialistas. Lo escuchaba hablar por radio a Nicolás Kreplak el viernes y decía que habían tomado las decisiones en base a los números que habían visto y eran alarmantes. Yo no sé qué números vio. Pero, evidentemente, es la misma historia del año pasado”, comentó Gervini.

Sobre si en los próximos días no se daban tantos casos y se considera que las medidas funcionaron, argumentó: “Eso es una falacia. Si se hacen pronósticos delirantes, esos pronósticos nunca se van a cumplir. Hagas lo que hagas. Además, ellos no dicen qué números son los que están viendo. Porque si no, yo los podría ver y les diría si tienen sentido o no las proyecciones que hacen”.

“Yo creo que, en este momento, el Gobierno no puede tomar ninguna medida que sea efectiva. Lo mismo nos pasó acá en Chicago, donde vivo yo. Tuvimos una pelea similar a la de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta entre la intendente de Chicago y el gobernador de Illinois. En este caso, fue porque hicieron cerrar los restaurantes en la ciudad en diciembre y enero, cuando vino la segunda ola. Fueron medidas inefectivas porque los contagios se dan en reuniones sociales, es decir, en la propia casa”, agregó.

Y profundizó:  “Es probable que Axel Kicillof tenga razón en que en el comienzo de clases se contagiaron más los chicos, pero no fue en las escuelas, ni en los colectivos. Al empezar las clases, sobre todo los alumnos de secundaria, empezaron a salir y a socializar más. Cuando te fijás, el promedio de edad de los contagiados bajó mucho en los últimos meses. Hay muchos más jóvenes que se contagian ahora”,.

“Lo que no es cierto es que los chicos se contagien en la escuela o cuando lo llevan los padres a la escuela. Esas medidas no son efectivas. Porque los adolescentes y jóvenes que van a los bares se van a seguir juntando en casas u otros lugares. No van a tener ningún efecto las medidas”, continuó.

Mis proyecciones se basan en este R0 actual, que creo que no será peor porque la gente ya se está concientizando que llegó la segunda ola y que no habrá vacunas en los próximos meses, así que se empezarán a cuidar más. El R0 sube cuando la gente se descuida. Desde el principio de la pandemia, en muchos lugares, se puso el énfasis solo en la circulación. Pero la circulación, por si sola, no es el problema. El problema es el distanciamiento social y el uso de tapabocas”, añadió.

“El R0 se va a estabilizar. Es lo que proyecto yo y en base a eso hago el análisis. Puede bajar si la gente se cuida, pero un escenario peor a ese no creo que pueda suceder. El pico en 15 días no llega, eso hay que sacárselo de la cabeza. El pico llega a principio de mayo a la Capital y, tal vez, al conurbano. Al resto de la provincia recién a fines de mayo. Así que esta ola, hasta esa fecha, no termina”, adelantó.

“Esto pasa en todos lados del mundo, a medida que la pandemia avanza, el R0 crece porque la gente se va relajando. Entonces, se dan estas montañitas. Esto era previsible. Cada vez que el R0 pega un saltito, esa ola pega un salto y después baja”, finalizó.

Fuente: La Nación

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?