¿Cómo aprovechar la cáscara de papas para hacer tu propio abono?

¿Cómo aprovechar la cáscara de papas para hacer tu propio abono?

Cuidar de las plantas es mucho más fácil de lo que se cree.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En los últimos tiempos, la tendencia a utilizar fertilizantes orgánicos y abonos de las mismas características es cada vez mayor. En esta ocasión, te contamos cómo podrías sacar provecho de las cáscaras de papas que se usan para comer, para que mejores tus habilidades de jardinería.

La clave de todo está en que la cáscara de papa posee nutrientes que implican múltiples beneficios para el jardín y las plantas. Preparar una infusión con la misma es sumamente sencillo y rápido de hacer.

Fuente: infoagro.com.ar

Cáscara de papas: ¿por qué es beneficiosa para las plantas?

Lo primero que se piensa en relación al cuidado de las plantas y del jardín en general es que las mismas necesitan agua y que hay que regarlas. Si bien es cierto, resulta un tanto incompleto, ya que las plantas también requieren de distintos nutrientes para su óptimo crecimiento.

Nitrógeno, potasio y fósforo son algunos de los elementos que hay que tener en cuenta. Una de las formas más fáciles de ofrecer estos nutrientes a las plantas consiste en recurrir a los fertilizantes orgánicos.

El de la cáscara de papa es uno de los más comunes, y su uso se justifica por la gran cantidad de potasio que tiene.

Aunque su aplicación es beneficiosa para todos los tipos de plantas, lo es aún más para aquellas en etapa de floración y para los cultivos del huerto que son de raíz, como es el caso de la cebolla, la zanahoria y el ajo.

¿Cómo usar la cáscara de papas para el jardín?

Cuando se van a usar las papas para cocinar, al pelarlas hay que guardar la cáscara y no tirarla. Una vez que se recolecta, lo que hay que hacer es ponerla en una olla con abundante agua, llevar a fuego fuerte y dejar que hierva entre 5 y 10 minutos.

Transcurrido este tiempo, hay que retirar del fuego y dejar que el agua se enfríe por sí sola. Además de que tiene que quedar a temperatura ambiente, es importante que la preparación repose al menos durante 2 horas.

Finalmente, lo que hay que hacer es colar la preparación, o bien quitar cada una de las cáscaras de forma tal que solo quede el agua. Hecho esto, el fertilizante orgánico ya está listo para utilizar.

En cuanto a la cáscara en sí, también se la puede aprovechar. ¿De qué manera? Utilizándola como abono.

Por lo demás, la papa no es el único vegetal con el cual se puede aplicar este procedimiento. Dicho de otra manera, se puede hacer lo mismo con las cáscaras de otras verduras.

Lo importante es que, a la hora de hervir y preparar, no haya ningún rastro de condimento, ya sea sal, pimienta u otros ingredientes similares.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?