"Que el amor traspase": la lucha ejemplar de voluntarios contra el cáncer infantil en Mendoza

"Que el amor traspase": la lucha ejemplar de voluntarios contra el cáncer infantil en Mendoza

Contienen, alegran y colaboran con los niños en tratamiento por la enfermedad y con las familias de ellos. Son personas que se unieron para darles a los pequeños una mejor calidad de vida.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Salas de espera, pasillos interminables, habitaciones de internación, pinchazos, agujas, revisión médica, quimioterapias, así es el día a día de los niños diagnosticados con cáncer.

Con todo esto muchas veces las sonrisas en las caras de estos pequeños quieren borrarse, es en ese momento cuando aparecen personas dispuestas a compartir su tiempo y hacer que todas estas difíciles situaciones sean un poco más llevaderas para estos pacientes y sus familias.

niños notti Fundación Tras-Pasar

Son estas personas las que de manera desinteresada dejan de lado sus rutinas para dedicarse exclusivamente a alegrar, distraer, divertir, acompañar y contener a esos pequeños héroes que están dando la batalla más dura de sus vidas.

"Que el amor traspase" es el lema de la Asociación Tras-Pasar. Una organización sin fines de lucro que trabaja en la lucha contra el cáncer infantil siendo su principal objetivo brindar apoyo y contención desde lo económico y emocional a los pacientes y su entorno familiar.

Fue creada en el año 2010 tras el fallecimiento de Camila, una niña a la cual le diagnosticaron cáncer, fue su madre, Mercedes Carrión, la que juntó fuerzas y decidió reunir voluntarios para acompañar a los niños que están en el hospital. 

“Nuestro lugar de trabajo es el Hospital Humberto Notti. Ahí es donde compartimos las mañanas con los peques en la Isla 2 donde esperan ser atendidos por su control o para internarse”, comparte Camila Pacheco una de las voluntarias de Tras-Pasar y agrega: "la mayoría de las veces nuestro acompañamiento se extiende a los hogares de todas las familias con las que compartimos. Nos acercamos, les llevamos alimentos y los contenemos".

Desde hace más de 11 años los voluntarios, hoy son 26, todas las mañanas realizan actividades con los chicos; juegan, pintan, y los acompañan en lo que ellos sientan y tengas ganas de hacer en el momento. “Ya que muchas veces no tienen ganas de jugar”, expresa una de las voluntarias.

niños internación notti

Pero su labor no termina allí, "tratamos de darles la mejor calidad de vida posible haciendo todo lo que esté a nuestro alcance. Y si no contamos con los medios necesarios realizamos colectas para poder colaborar con las familias que lo necesitan", explican desde la asociación. Con el dinero que se recauda se le paga la movilidad a aquellas personas que viajan desde departamentos alejados para realizar los tratamientos, al igual que aquellos que por trasplantes de médula ósea deben viajar a Buenos Aires.

Mercedes Correa es otra de las personas que realizan voluntariado en Traspasar, quien confiesa a MDZ que ingresar a la asociación marcó un antes y un después en su vida. “Conocer familias con hijos que tienen que pasar por una enfermedad tan dura como el cáncer, me llegó de forma tal que no hubo retorno. En muchos casos, se trata de familias que no sólo tienen que pasar por una enfermedad terrible, sino que además la vida los golpea de muchas otras formas”.

"Hace unos meses, con el dinero que recolectamos, ayudamos colocando agua potable en el hogar de una de las nenas que está en tratamiento. Nos enteramos que estaba tomando agua estancada y pudimos ayudarla", comparte con orgullo Camila Pacheco. 

“Hay personas ahí afuera que necesitan de nuestra ayuda”, enfatiza Mercedes y agrega: “A mí entender, la vida tiene mucho más sentido cuando la dedicamos a ayudar a otros. Soy una convencida de que hemos venido a este mundo para ser felices y hay una técnica infalible para alcanzar esa felicidad: poner todas nuestras virtudes, todas nuestras cualidades y todo lo que somos al servicio de los demás. Porque dando se recibe y así cambia el mundo”.

Mercedes expresa que con pequeñas acciones diarias se logran grandes cosas y marcar la diferencia. “En estos años en la Asociación he sido testigo de eso y por eso soy una afortunada”.

notti internación niños

“Estar en la Isla y ver llegar a las voluntarias de Tras-Pasar, significa que la mañana es distinta, porque comparten con nosotros, juegan, pintamos y hacemos  diferentes actividades. Además, cuando se puede nos llevan de paseo”, cuenta Camila (16), una de las pacientes en tratamiento.

“Realmente nos transmiten amor y eso no se olvida nunca, aún en esta enfermedad que es una tormenta”, concluye.

¿Cómo colaborar con la Asociación Tras-Pasar?

Se puede colaborar con mercadería, artículos de limpieza, alcohol, barbijos, guantes. Además, participar de las colectas que realizan para casos específicos, destinadas a ayudar en lo que necesiten los niños.

Para contactar a los miembros de la Asociación Tras-Pasar se puede ingresar a sus cuentas de Instagram: @asociación_traspasar o de Facebook Asociación Tras-Pasar.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?