Si tienes una entrevista de trabajo es posible que te pregunten todo esto

Si tienes una entrevista de trabajo es posible que te pregunten todo esto

Las entrevistas pueden generar nervios por no saber cómo reaccionar ante las principales preguntas que hacen los reclutadores, pero con esta guía básica podrás responder más seguro para ser contratado.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En el contexto de pandemia por covid-19 que aún continúa, las entrevistas de trabajo se modificaron. La mayoría de los procesos son virtuales, lo que generó que se modifique la dinámica a la tradicional forma de responder preguntas a los encargados de Recursos Humanos.

Hay que recordar que la entrevista laboral no es el único factor que incide en los resultados de una búsqueda o postulación. La experiencia, el armado del currículum vitae, las recomendaciones y los perfiles referidos muchas veces tienen más chances, a pesar de no lucirse en la etapa de su entrevista.

Con respecto a las preguntas, a pesar del contexto siguen siendo tan valiosas como siempre y sus respuestas pueden ser la clave para ser o no contratado. A muchas personas una entrevista de trabajo las pone muy nerviosas pero existen ciertas herramientas para implementarlas y conseguir con éxito el objetivo buscado.

Con ciertos datos de Indeed y de algunos expertos que siempre repiten los mismos consejos, esta guía es una base esencial que se puede considerar para triunfar en una entrevista de trabajo y evitar ciertos errores.

Posibles preguntas en una entrevista de trabajo

Para una exitosa entrevista de trabajo en línea se pueden tener en cuenta estas sugerencias que seguramente ayudarán mucho: 

“¿Qué me puedes decir de ti?, ¿Cómo te describirías? o ¿Qué te hace único?”. 

Por lo general, esas son unas de las primeras preguntas que se hacen una entrevista de trabajo y por consecuencia la respuesta debería ser sencilla y práctica. Se debe ser honesto, concreto, repasar ciertos datos personales y profesionales pasados.

Se pueden resaltar las habilidades al momento de describirse, ya que el empleador busca puntos clave y características esenciales. Nunca usar términos negativos porque siempre buscan una razón por la que hay que resaltar entre los demás solicitantes. 

“¿Por qué quieres trabajar aquí? o ¿Qué te interesa de este puesto?” 

Éstas, naturalmente y en la mayoría de los trabajos, son preguntas obligadas y lo más importante es expresar que se tiene conocimiento acerca de la empresa. Por ello, es importante hacer una investigación previa sobre sus productos, su misión, la historia y cultura laboral. A ningún reclutador le agrada saber que el postulante no tiene idea sobre la compañía para la que está aplicando.

Al momento de responder se puede hacer una lista corta de las cosas que “gustan” de la empresa y definir de la manera que encajaría con las mismas. Eso habla del interés por el puesto de trabajo y la empresa en sí misma. 

“¿Por qué estás dejando tu empleo actual? y/o ¿Cuáles son tus metas para el futuro?” 

Quizás parezcan unas preguntas muy difíciles de responder. Sin embargo, si se dejan los aspectos negativos se puede resolver simplemente diciendo los motivos positivos por los que esta aplicándose a este nuevo trabajo.

En esta instancia los empleadores buscan saber si el interés por el trabajo es por corto tiempo o no. Para ello, es importante hablar sobre cómo se imagina la carrera o el camino en la empresa, siempre relacionándolo con las metas personales. 

“¿Qué salario esperas?” 

Para responder esta pregunta es esencial conocer el mercado actual y el sueldo promedio para el trabajo que se está postulando. Quienes tienen experiencia o al menos quieren demostrar eso, la respuesta debe ser convincente pero sobre todo, coherente.

Finalmente, más allá de cualquier otro miedo que surja al momento de ir a una entrevista de trabajo (como por ejemplo cómo vestirse), lo importante es no temer a responder con sinceridad y hasta preguntar si algo no se conoce: el horario de la jornada laboral, vacaciones, premios, horarios de descanso, prestaciones, etc.

Esa postura hace que uno se vea seguro y para las empresas eso es algo muy valioso. ¿La clave más importante? Ser uno mismo y evitar fingir un personaje.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?