Clases 2021: quiénes volverán a la presencialidad en las universidades de Mendoza

Clases 2021: quiénes volverán a la presencialidad en las universidades de Mendoza

El detalle de cómo será la modalidad de la vuelta a clases entre los estudiantes universitarios de la provincia y las dificultades que las mismas deberán afrontar. Además, un adelanto sobre qué pasará con las cuotas.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Durante 2020 las universidades se vieron atravesadas por una situación nunca antes vivida y debieron adaptarse a un escenario completamente distinto. Algunas de ellas ya venían trabajando de manera online, sin embargo, otras debieron reacomodarse para cumplir con la formación de los futuros profesionales.

Este año el escenario no es muy distinto. Se espera que la segunda ola de coronavirus llegue en unos pocos meses y como dicta la lección que todos los argentinos ya aprendieron, todo "es minuto a minuto" y lo que suceda cada día condiciona a los siguientes.

Esta premisa acompaña a todas las actividades y de ello dependerá todo el sistema educativo. Ya lo definió Nicolás Trotta luego del encuentro con el Consejo Federal de Educación, habrá alternancia "entre presencialidad y no presencialidad" y ello podrá variar de acuerdo a la situación epidemiológica.

Ahora bien, los estudiantes universitarios quieren definiciones, de lo pasado aprendieron que algunos de ellos prefieren la educación a distancia y otros no. Pero si hubo algo seguro, es que ni ellos ni sus docentes dejaron de dedicarse a lo suyo. Este año, la situación podría complejizarse de acuerdo a la dinámica de la situación epidemiológica, el acceso a las vacunas y la infraestructura.

De acuerdo a un relevamiento hecho por MDZ, las universidades en Mendoza mantendrán un esquema doble de presencialidad y virtualidad donde se priorizará a los alumnos de los primeros años y a aquellos que deban hacer prácticas. En todos los casos los grupos de riesgo contarán con la posibilidad de estudio online.

Una por una, cómo volverán a clases las universidades de Mendoza

Eduardo Salomo, vicerrector de la Universidad de Mendoza confirmó que tienen programado "volver de manera cuidada", dando prioridad a alumnos que deban cursar en laboratorio, ingresantes y los estudiantes de segundo año que en 2020 comenzaron su formación pero "prácticamente no tuvieron vida universitaria". Respecto a lo que ya se está haciendo, Salomo explicó que "algunas carreras ya toman mesas presenciales, fundamentalmente medicina y ciencias jurídicas". 

En la Universidad de Mendoza ya tienen aprobado su protocolo por parte del ministerio de Educación, el ministerio de Salud de Mendoza y solo resta el visto bueno municipal. El mismo tiene como puntos fundamentales la higiene, el distanciamiento, la circulación y un espacio de 4 metros cuadrado por estudiante.

Ese último punto es el que demuestra cuál será una de las principales complejidades de este ciclo. Las aulas no están preparadas para grandes grupos, por lo que los mismos se formarán de acuerdo a la superficie, que no superará el 35% y provocará que los profesores deban repetir sus lecciones.  

Finalmente. esta universidad ha dispuesto que quienes se encuentran en los últimos años puedan realizar sus prácticas profesionales con un seguro que contempla casos de coronavirus.

En el caso de la Universidad del Aconcagua el personal está preparando las instalaciones para readaptarse, aunque la misma "nunca interrumpió prácticas presenciales en medicina, obstetricia y enfermería" y también contó con actividad administrativa presencial y remota casi todo el año y totalmente en las oficinas entre noviembre y diciembre,

En tanto, desde esa entidad indicaron a MDZ que las mesas de febrero y marzo se realizarán de forma online y por el momento las clases se realizarán de forma combinada entre presencial y no presencial. "Mientras la situación sanitaria esté como ahora, seguirá así", dijo a Oscar Cerrutti, secretario general de la universidad a este medio.

En ese sentido, destacó la labor de los docentes, porque como las aulas no podrán superar determinadas cantidades, deberán adaptarse para no repetir las clases o encontrar el modo de que eso no los recargue de trabajo.

Desde la Facultad Regional Mendoza de la Universidad Tecnológica Nacional, indicaron que ya tienen los protocolos preparados desde el año pasado para poder volver con los exámenes de forma presencial al igual que los trabajos de laboratorio.

El decano de la mencionada Facultad, José Balacco, indicó que la intención para este año es tener clases teóricas virtuales ya que no hay suficiente espacio para cumplir con el distanciamiento. Aunque si eventualmente se puede dictar alguna clase de forma presencial, lo harán. 

Aún así, irán "de a poco" e intentarán de que los alumnos que deban realizar actividades de laboratorio puedan hacerlo de forma presencial, sobre todo aquellos que no pudieron hacerlo en 2020.

En tanto, la Universidad Champagnat ya tiene los protocolos aprobados y gracias a los mismos han podido retornar con algunas actividades. Según lo informado por el rector Alejandro Giuffrida, si bien tienen previsto volver a las aulas en el corto plazo, "no vamos a apurar la decisión".

Por el momento, está previsto que las próximas mesas se realicen de forma virtual. Esperan que cuando se concrete el retorno, sea para los estudiantes de los primeros años y para los exámenes. Desde la entidad manifestaron que la prioridad es la salud, por lo que también quieren estar seguros de poder acceder a la vacunación para tener más confianza en la vuelta a clases.

La Universidad Juan Agustín Maza, por último, comenzará las clases el 15 de marzo y las mismas se desarrollarán de forma virtual "con el apoyo de algunas clases presenciales".

"La modalidad de cursado será fundamentalmente virtual, sobre todo para los contenidos teóricos; pero se prevé la combinación con clases presenciales, particularmente en los programas académicos que requieren prácticas de laboratorio, de campo o condiciones especiales para el logro de aprendizajes", informaron desde esa casa de estudios.

Aumento de cuotas

Desde las instituciones consultadas manifestaron que si bien todavía no definen el cómo, se adaptarán las cuotas pensando en que muchas de ellas no tuvieron aumentos el año pasado debido a la pandemia de coronavirus. Resta que las mismas definan cuál es el porcentaje que deben ajustar, cuándo y de cuánto serán las subas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?