Día Nacional del Tango: cómo continúa viva esta expresión argentina

Día Nacional del Tango: cómo continúa viva esta expresión argentina

Por qué se conmemora hoy, 11 de diciembre, el Día Nacional del Tango, cuales fueron sus mayores exponentes y cómo está hoy esta gran tradición argentina

Pablo Vazquez

El tango es una expresión cultural propia y característica de nuestro país, de música, poesía y baile que, en 2009, fue declarado por Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, donde se lo define como un ejemplo de la transformación social a través del tiempo.

El tango nació en el Río de la Plata. Enseguida se extendió a barrios del sur de la Ciudad como San Telmo, Monserrat y Pompeya. En sus orígenes fue una fusión entre candombe y fandango, muy popular entre los grupos sociales mas bajos, de los suburbios. Se lo escuchaba en burdeles, boliches y rancherías. Las clases conservadoras de la época lo consideraban vulgar por la aproximación excesiva de los bailarines y los pasos sensuales de su danza y por ello fue marginado y hasta prohibido, lo que obligo a sus seguidores a bailarlo en lugares secretos.

Monumento al tango, ubicado en plena Ciudad de Buenos Aires

En 1911 el tango invadió los salones aristocráticos de Paris extendiendo su popularidad al mundo entero y comenzó a ser bailado en varias capitales europeas. Luego se inició el proceso de aceptación en las clases altas de Argentina y hoy se mantiene vigente porque quienes lo hacen fueron evolucionando en sus coreografías y su composición.

Hoy, 11 de diciembre, se celebra el día Nacional del Tango por iniciativa de Ben Molar, miembro de la Academia Nacional del Tango de la República Argentina y figura clave en la producción discográfica argentina y difusión del género.

Julio De Caro, uno de los máximos exponentes del tango

Convencido de que no era una simple coincidencia que Julio De Caro, compositor y director de orquesta, y Carlos Gardel, cantante, hayan nacido el mismo día, Ben Molar decidió, en 1965, proponer a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, que el 11 de diciembre sea instituido como Día Nacional del Tango. Años después fue aprobada la propuesta mediante el Decreto Municipal n.º 5830 del 29 de noviembre de 1977, y en diciembre de ese año se convirtió en día nacional por Decreto Nacional. Además del homenaje a estos dos personajes el objetivo de celebrar este día es resaltar la importancia del tango para nuestra cultura.

Con Julio De Caro se inició la Guardia Nueva del Tango, una corriente de renovación del género que entre 1917 y 1925 lo modernizó. Por otro lado, Carlos Gardel, conocido popularmente como “el zorzal criollo”, creó un modo de expresar el tango con un estilo propio, algo nuevo para la época. Desde su comienzo artístico imprimió su sello a esta expresión musical y se convirtió en un símbolo representativo del género. Lo curioso es que, aunque Gardel fue uno de los mayores exponentes del tango internacionales, nació fuera de la Argentina (todavía se discute si fue en 1890 en Toulouse, Francia, o en 1887 en Tacuarembó, Uruguay), llegó a Buenos Aires cuando era joven y se crió en el barrio de Balvanera, más específicamente en la zona del Abasto, donde se hizo popular y se inició su carrera artística.

Carlos Gardel, uno de los mayores exponentes del tango, no nació en Argentina

Uno de los aspectos a destacar es que este género musical, marginado en sus orígenes, evolucionó a través del tiempo y actualmente es aceptado no sólo en nuestro país sino en el mundo entero, contando cada día con más seguidores de toda edad y condición social. Actualmente, el tango es una de las principales expresiones culturales con las que se asocia a la Argentina.

En la actualidad el tango sigue estando en el día a día, ya que pudo ser visto en actos recientes, como el megaconcierto de la UBA festejando sus 200 años o en los premios Latin Grammy 2021.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?