Escándalo inmobiliario: feroz respuesta de los corredores inmobiliarios a Remax

Escándalo inmobiliario: feroz respuesta de los corredores inmobiliarios a Remax

Sigue la batalla legal que enfrenta a Cucicba y a Remax por el futuro inmobiliario del país.

Pablo Vazquez

Desde haces meses se instaló en el mercado inmobiliario una batalla legal entre la renombrada Remax Argentina y el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA). Remax es una organización de bienes raíces, muy reconocida en el mercado local, que funciona bajo un sistema de franquicias y opera en Argentina desde hace más de 15 años.

Cada una de las oficinas de Remax es una propiedad privada que está a cargo de un corredor inmobiliario matriculado, que es el responsable de las operaciones. Está integrado por agentes inmobiliarios que desempeñan su labor de manera autónoma, pero con el respaldo de la marca y no tienen relación de dependencia, asumen sus propios gastos y solo facturan servicios cuando concretan una operación. No es una inmobiliaria con muchas sucursales, sino una organización que brinda las herramientas necesarias a aquellos profesionales inmobiliarios que desean desempeñar su trabajo en forma autónoma, para que puedan potenciar su negocio, dando un marco de contención con nombre y publicidad.

Remax debería haber cesado su actividad inmobiliaria según lo dispuesto por la IGJ

El año pasado luego de una denuncia por parte de Cucicba, la Inspección General de Justicia (IGJ), por la Resolución 350 declaró y ordenó la disolución y liquidación de Remax Argentina SRL, por considerar que la empresa realiza un ejercicio ilícito de la actividad inmobiliaria en el marco de lo dispuesto en los artículos 18° y 19° de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales.

Ante ello la empresa apeló a la Justicia y no dejó de funcionar en ningún momento y en los últimos días Remax Argentina salió a defender su postura en los medios masivos de comunicación mediante una publicidad en la que destaca las ventajas de operar con ellos, denuncia una campaña deshonesta en su contra por parte de Cucicba y de profesionales de la competencia y recuerda la cantidad de trabajadores que son mantenidos por Remax.

Este mensaje molestó al Colegio de Corredores y en el día de ayer emitieron un comunicado remarcando su posición sobre el presunto accionar ilegal de Remax. En el mismo sostiene que la empresa denunciada desconoce la Ley de Colegiación. También, el comunicado destaca que la empresa “hace creer que el corredor inmobiliario es un comerciante y no un  profesional”, y “engaña al asegurar que defiende a miles de pymes cuando en realidad es una marca extranjera que desconoce las leyes laborales, tributarias y de colegiación del país”. Por esto, Cucicba continuará con su denuncia hasta obtener justicia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?