Cuál es la nueva esperanza para encontrar la cura del VIH

Cuál es la nueva esperanza para encontrar la cura del VIH

La ciencia está detrás de los controladores de élite para finalmente obtener una vacuna que permita no contraer la infección y otra que permita la cura. En Argentina hay un caso esperanzador en tal sentido.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Semanas atrás se conoció que una paciente argentina se curó sin medicación tras haber estado infectada de VIH. Eso abre un halo de esperanza en la ciencia que desde hace décadas se encuentra tras la cura de esta infección. En el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se dedica a dar a conocer los avances contra el VIH/SIDA causado por la extensión de la infección del VIH, el médico Víctor Bittar explicó qué son los controladores de élite y por qué dan esperanza para los avances en aquel sentido.

La Organización Panamericana de la Salud revela que en Argentina 136 mil personas han sido diagnosticadas con VIH. Y otro números alarmante como que entre 2010 y 2019, se incrementó un 21 por ciento el número de casos en América Latina. Sin embargo, hay un halo de esperanza y parte de una paciente argentina que se curó sin medicación de la infección. Esto hace que cada día aumente la cantidad de controladores de élite.

Para comprender a fondo esta situación y aclarar algunos conceptos, desde la Cámara de Farmacias de Mendoza convocaron al Dr. Víctor Bittar, jefe del Programa Provincial de SIDA del Ministerio de Salud, jefe del servicio de Inmunología del hospital Central y profesor de Inmunología de la facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo, quien amplió la información.

Los controladores de élite, la punta de investigación para la ciencia

"Los controladores de élite son personas que adquirieron la infección por VIH y su sistema inmunológico controla la replicación viral. Sin recibir ningún tratamiento antirretroviral consiguen obtener carga viral no detectable en forma permanente, a lo largo de los años", contó Víctor Bittar.

El médico explicó que aquello es posible gracias a la producción de células y anticuerpos que fabrica su sistema inmunológico, pero aclaró que este grupo representa menos del 1% del total de las personas diagnosticadas con VIH.

La ciencia está detrás de las vacunas preventivas de VIH y terapéuticas.

Justamente en Argentina hay un caso al que hoy la ciencia de aferra en el camino de la búsqueda de una cura. En Santa Fe, más precisamente en Esperanza, vive una mujer que goza de la condición controladora de élite. Desde 2013 y hasta la actualidad, sus análisis indican carga viral no detectable, sin mediación de antirretrovirales. Hubo un periodo de excepción (seis meses) durante su embarazo ya que, para evitar la transmisión vertical, se le suministró tratamiento. Luego del parto, suspendió la toma de medicamentos y continúa libre de la infección.

“La mayor curiosidad para los científicos se despierta a partir de que no presenta rastros del virus, cuando se busca en las células del sistema inmune -linfocitos CD4- de los tejidos que actúan como reservorios”, declaró Bittar. También hay otro caso similar en San Francisco, Estados Unidos, que también se estudia desde hace más tiempo, no obstante no se conocen cuáles son las herramientas que el sistema inmunológico tiene para que se determinen estas condiciones

“En la actualidad, es objeto de estudio si los que lograron el control de la infección son los linfocitos CD8 -citotóxicos-, los linfocitos natural killer o si se trata de ambos, combinados con anticuerpos neutralizantes” aclaró el médico. Las dos pacientes se consideran prueba de concepto, ya que indican que el sistema inmunológico sería capaz de controlar -en algunas situaciones- y erradicar la infección. De hecho, según comentó Víctor Bittar,  en Mendoza hay varios pacientes controladores de élite.

Prevención y cura

La ciencia está detrás de las vacunas preventivas, que evitarían se contagien personas sanas. Sumado a esto, las investigaciones apuntan a las vacunas terapéuticas, con las que se lograrían respuestas de anticuerpos altamente neutralizantes, con el objetivo de aplicarlas en pacientes que tienen VIH. En estas personas, actuarían como coadyuvantes, es decir que potenciarían la acción de los antirretrovirales y reforzarían el sistema inmune de los individuos para lograr la erradicación de la enfermedad o una mejor respuesta inmunológica frente a la infección para el control de la viremia.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?